José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, sufre los embates de los inversores bajistas.

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, sufre los embates de los inversores bajistas. EFE

Empresas

Los inversores bajistas apuestan 150 millones para que Acciona caiga a 66 euros

La constructora de los Entrecanales acumula un retroceso bursátil del 20% en los últimos 12 meses.

Acciona, el grupo de construcción y servicios controlado por la familia Entrecanales, está en el punto de mira de los inversores bajistas tras la presentación de los resultados del primer trimestre.

Un periodo en el que el holding presidido por José Manuel Entrecanales obtenía un beneficio de 61 millones de euros, casi un 3% más que un año antes, el mismo porcentaje en el que crecían sus ventas.

Buenos datos de actividad que contrastaban con un incremento de 148 millones de euros de su deuda neta respecto al cierre de 2017, hasta 5.374 millones de euros. Y, sobre todo, con una drástica reducción de la inversión.

Brutal caída de la inversión al inicio de 2018 

La inversión bruta caía un 62,5%, de 272 a 102 millones de euros, el retroceso de la neta alcanzaba el 61% y el 'cash flow' neto de inversión registraba una disminución de 55,2%, desde los 319 millones de euros de hace un año a los 143 de ahora.

A partir de aquí, tres de los grandes fondos oportunistas que operan en la Bolsa española -Marshall Wace, Ako Capital y Egerton- se apresuraban a llamar a las puertas de los accionistas para cerrar contratos de préstamo de títulos, previendo sacar provecho de esta operativa a corto.

Presión bajista en 2018, del 0,84% al 4%

Así, desde el mismo 11 de mayo -fecha en que coincidió la presentación de resultados con la actualización de las posiciones cortas por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)-, Acciona ha visto cómo la actividad a corto de estos tres fondos ha elevado el capital bajista por encima del 4%, desde el 3,76% que se contabilizaba hace una semana.

Si se comparan estas posiciones cortas de Acciona con las que se registraban a principios de 2018, el incremento ha sido exponencial. Entonces, tan solo contabilizaban un nimio 0,84% del capital del grupo de construcción de los Entrecanales.

150 millones que buscan que Acciona caiga a 66 euros 

A los poco más de 67 euros a los que cotiza Acciona actualmente (67,2 euros el pasado viernes), ese 4% de posiciones cortas supone una inversión superior a 150 millones de euros. Con estos movimientos, el objetivo no es otro que el de buscar que los títulos caigan hasta buscar el umbral de los 66 euros en unas semanas.

De esta manera, se ahondaría todavía más en el castigo bursátil permanente que Acciona viene sufriendo desde hace un año. En los últimos 12 meses, el retroceso supera ya el 20%, desde los 83 euros que entonces valían sus acciones a los 67,2 que valen ahora.

Dos de estos tres fondos -Marshall Wace y Egerton Capital- llevaban varios años sin mover sus posiciones bajistas en Acciona, a diferencia de la operativa de Ako. Este fondo entraba a corto en Acciona, por primera vez, a finales de diciembre de 2017 con un 0,52% del capital, para ir incrementado la posición hasta el 0,93% acreditado el pasado 23 de marzo. Ahora, el 15 de mayo, nuevo movimiento para elevar su capital bajista en la constructora hasta el 1%, equivalente a unos 38 millones de euros.

Marshall Wace fue el primero en reaccionar tras la presentación de los resultados al cierre del primer trimestre de 2018. El mismo 11 de mayo volvía a recuperar el 0,5% a corto que había perdido una semana antes.

OHL, también en el radar de los bajistas

Egerton, que se había mantenido inamovible en el capital bajista de Acciona desde enero de 2014, decidía mover ficha. Lo hizo primero a finales de marzo para acreditar el 0,54% y, ahora, hasta el 0,64%. Un paquete de 366.461 acciones que ha recibido en préstamo para ser devueltas en el plazo que se haya fijado, y en el interín venderlas a un precio determinado y recomprarlas después, antes de devolverlas, por debajo de ese precio.

Acciona no es la única constructora española en la que se han fijado estos fondos oportunistas para operar en posiciones cortas. OHL, la constructora del Grupo Villar Mir, también ‘sufre’ la operativa de estos inversores. Los 145 millones perdidos en el primer trimestre de 2018 y el enésimo plan estratégico que no ha convencido a nadie han provocado que los bajistas eleven al 6,5% el capital bajista invertido en esta operativa.