Lo único que ve el cliente del 'almacén robotizado' de Marineda.

Lo único que ve el cliente del 'almacén robotizado' de Marineda.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Los robots se adueñan de Zara: entregarán pedidos 'online' en tiendas físicas

Comenzó como un experimento en territorio Inditex, en el centro comercial Marineda City (A Coruña), hace poco más de medio año. Un almacén robotizado dentro de la tienda de Zara que 'mueve sus tripas' y funciona como un buzón para entregar los pedidos online. Ahora viaja hasta Stratford (Londres), donde el gigante textil ha instalado dos de estos puntos de entrega en la que es la primera tienda Zara con una sección completa dedicada al comercio electrónico.

Así, esta tienda de 4.500 metros cuadrados, que ha sido reformada durante los últimos meses, se convierte en uno de los buque insignia de la joya de la corona de Inditex. Y, aún más, en la gran apuesta de la compañía creada por Amancio Ortega en lo que a transformación digital se refiere.

No en vano, desde Inditex aseguran que la tienda "marca un hito importante en la estrategia de integración de las plataformas de Zara". Es decir, integrar al máximo el canal offline -las tiendas- y el online -la web-. Una estrategia que el grupo viene desarrollando desde 2012.

La tienda de Zara en Stratford.

La tienda de Zara en Stratford.

"Estamos preparados para continuar creciendo en el nuevo entorno en el que nos movemos", decía el presidente de la compañía, Pablo Isladurante la presentación de resultados en marzo. En el nuevo entorno, el 10% de la facturación de Inditex en 2017 provino del canal online. Por eso, su apuesta por este canal cobra cada vez más fuerza.

Triplica su capacidad

Los dos puntos de recogida online de la tienda Zara de Stratford trabajan como el de Marineda, pero triplican su capacidad. ¿Cómo funciona? Lo único que ve el cliente es una pantalla en una de las paredes de la tienda que tiene un lector de código de barras al que acercar el código QR o PIN del pedido. Una vez leído, el almacén oculto tras la pared 'mueve sus tripas' y busca y entrega el pedido justo debajo de la pantalla, a modo de buzón.

Mientras el de Coruña tiene la capacidad de almacenar 700 pedidos de forma simultánea, en la nueva flagship podrán guardar hasta 2.400 pedidos online. Un invento del que presume -y guarda con recelo- el gigante gallego y que se irá instalando en más tiendas en los próximos meses, aunque no han dado a conocer las ubicaciones.

Por otra parte, los pedidos online que llegan a domicilios o diferentes puntos salen cada vez más de almacenes concebidos específicamente para este canal, algo que permite "flexibilidad, rapidez, y mejor atención", insisten desde la compañía. Hoy, la cadena tiene 19 stockrooms, como llaman a estos almacenes, para sus tiendas online en 17 mercados; dos de ellos ubicados en España.