El presidente de Telepizza, Pablo Juantegui.

El presidente de Telepizza, Pablo Juantegui. Reuters

Empresas COMIDA RÁPIDA

Telepizza firma una mega alianza con Pizza Hut y alcanza los 2.500 establecimientos

En España Telepizza supervisará las dos franquicias -lo que significa la vuelta de Pizza Hut a nuestro mercado- y en Latinoamérica el grupo español operará bajo la marca del gigante estadounidense.

Bomba en el mercado de la comida rápida. Telepizza ha anunciado este miércoles un mega acuerdo con Pizza Hut (Yum! Brands) mediante el cual llega a los 2.500 establecimientos en todo el mundo. Estamos hablando de una alianza estratégica y un acuerdo de master franquicia para acelerar el crecimiento de la compañía española en América Latina (excluyendo Brasil), el Caribe, España, Andorra, Portugal y Suiza.

El pacto, que se venía negociando desde hace meses, es un balón de oxígeno para Telepizza que los últimos ejercicios había acusado duramente la irrupción de nuevos players y competidores como Uber Eats, Deliveroo y Glovo en el reparto de comida a domicilio. Telepizza registró un beneficio neto de 8,2 millones de euros durante el primer trimestre de este año, una caída del 7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según ha indicado Telepizza, este acuerdo dobla la presencia de Pizza Hut en las regiones que cubre la alianza entre ambos grupos -significa la vuelta de la enseña estadounidense al mercado español-, sitúa a la compañía como número uno de su categoría en América Latina y el Caribe por número de establecimientos; y "consolida su posición como la mayor compañía de restaurantes de pizza del mundo".

La marca desaparece en Latinoamérica

Como resultado del acuerdo, Grupo Telepizza se convierte en el mayor master franquiciado de Pizza Hut del mundo por número de establecimientos. En España y en Portugal, el grupo continuará operando y desarrollando la marca Telepizza, pero también operará los establecimientos de Pizza Hut y supervisará los franquiciados de Pizza Hut. "Grupo Telepizza también aprovechará las capacidades y los productos más reconocidos de Pizza Hut".

En América Latina y el Caribe (excluyendo Brasil), Telepizza supervisará los franquiciados de Pizza Hut, que continuarán operando los establecimientos de la marca en Latinoamérica (excluyendo Brasil) y el Caribe. Además, Grupo Telepizza convertirá progresivamente sus establecimientos existentes en esta región a Pizza Hut y "aprovechará el conocimiento de la marca de Pizza Hut para acelerar la expansión de la red de establecimientos e impulsar la entrada en mercados clave de crecimiento".

Plan de crecimiento

En virtud del acuerdo, Telepizza abrirá al menos 1.300 nuevos establecimientos en los próximos 10 años, y 2.550 en total en 20 años en todas las regiones que cubre la alianza. La gran mayoría de las nuevas aperturas serán restaurantes de Pizza Hut, incluidas todas las aperturas en América Latina y el Caribe.

Grupo Telepizza administrará la cadena de suministro de Pizza Hut en América Latina (excluyendo Brasil), el Caribe, España, Andorra, Portugal y Suiza y se convertirá en un proveedor autorizado de los establecimientos de Pizza Hut. Ambas compañías explorarán otras posibilidades de colaboración en este ámbito en todo el mundo.

El acuerdo eleva automáticamente el número de establecimientos de Grupo Telepizza a más de 2.500 y sus ventas sistema hasta los 1.100 millones de euros anuales, además tendrá presencia en 37 países con más de 500 millones de consumidores potenciales.

Dudas de los franquiciados

Este acuerdo puede además abrir un frente de conflicto entre Telepizza y sus franquiciados, que representan el 70% de sus establecimientos. La Asociación de Franquiciados de Telepizza (AFTPZ), envió en marzo a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) un escrito mediante el que denunció "la posible vulneración de la operación referida del derecho de la competencia", alegando que confluiría bajo la dirección de Telepizza el destino en España de dos marcas competidoras.

Piden, además, que la CNMC se pronuncie acerca de si la supuesta operación entre Telepizza y el grupo Yum constituye una concentración económica que precisa de la autorización previa para resultar válida. "Hemos insistido a través de los cauces pertinentes hasta en tres ocasiones al objeto de lograr información al respecto de esta operación, y las respuestas han sido insatisfactorias, evasivas o inexistentes", alegan estos franquiciados.