Zuckerberg , presidente de Facebook.

Zuckerberg , presidente de Facebook.

Empresas

Facebook sufre una filtración de datos que afecta a tres millones de usuarios

La red social ha confirmado que está investigando a la aplicación MyPersonality y la eliminado de su herramienta.

Facebook no gana para disgustos. Una vez que la herida de Cambridge Analytica iba cicatrizándose, la red social se ha encontrado de bruces con otra nueva polémica, según ha confirmado en su blog.

Tras la filtración de 87 millones de datos, que Zuckerberg reconoció, ahora ha tocado el turno para la app 'Mypersonality', una herramienta que preguntaba sobre aspectos psicológicos a más de 6 millones de personas, y más de la mitad provenía de Facebook.

La plataforma seguía unas directrices similares a las que proponía Cambdrige Analytica, salvo que en esta ocasión había que registrarse como colaborador del proyecto de manera gratuita. 

Esta app podía utilizar y distribuir los datos “de forma anónima de modo que la información no pueda rastrearse hasta el usuario individual”. Ante estos hechos, la red social decidió eliminar de su plataforma esta herramienta.

Más bloqueos de app

Facebook también ha bloqueado 200 'apps' como medida preventiva tras la investigación en curso que intenta determinar si las aplicaciones presentes en su red social "utilizan de forma indebida" los datos de los usuarios de Facebook, como ha explicado la compañía a través de un comunicado, publicado en su blog oficial este lunes.

La investigación desarrollada por Facebook analiza datos que las aplicaciones presentes en la red social habrían obtenido hasta el año 2014, fecha en que la compañía de Mark Zuckerberg modificó sus términos de uso y redujo los datos a los que podían acceder terceros.

Facebook, que ya anunció la investigacion el pasado 21 de marzo a través del CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, desarrolla actualmente una auditoría de las miles de compañías desarrolladoras de aplicaciones que accedieron a los datos antes de 2014. La investigación incluye peticiones de información, registros físicos y el bloqueo de las 'apps' que no faciliten los datos solicitados.