El empresario mexicano Carlos Slim tiene el control de FCC y Realia.

El empresario mexicano Carlos Slim tiene el control de FCC y Realia. EFE

Empresas

Slim endereza FCC, que gana 50 millones hasta marzo, un 135% más

El Ebitda sube un 15% y roza los 200 millones, mientras que la deuda se queda en 3.781 millones.  

Un día después de presentar los resultados de la inmobiliaria Realia, el magnate mexicano Carlos Slim ha podido respirar al ver los resultados del grupo FCC, que, al cierre del primer trimestre de 2018, lograba un beneficio de 50,3 millones de euros, un 135% más que en el mismo periodo del año anterior.

El importe del resultado bruto de explotación (Ebitda) del Grupo FCC alcanzó, en el primer trimestre del año, un considerable aumento del 15,3% hasta alcanzar los 199,6 millones de euros. Su evolución ha permitido un incremento de 2,1 puntos porcentuales de la rentabilidad sobre ingresos, hasta alcanzar por primera vez en el Grupo el 15%.

Este resultado refleja también el esfuerzo continuado por priorizar la rentabilidad en el conjunto del Grupo FCC mediante las medidas de eficiencia y sinergias implantadas y diversas acciones encaminadas a aumentar la productividad.

En la evolución del Ebitda de las áreas de negocio destaca, por su mayor contribución al Grupo, el comportamiento del área de Medio Ambiente que registró un crecimiento del 11,4% y alcanzó 103,2 millones de euros.

También destaca el área de Cemento con un incremento del 35,9% hasta los 18,4 millones de euros. El área de Agua registró 51,9 millones de euros, un 1,4% de aumento comparado con el mismo periodo de 2017; y el área de Construcción alcanzó un Ebitda de 16,5 millones de euros, un 3,8% más que el año anterior.

3.781 millones de deuda

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebit) se situó en 109 millones de euros, un 39,4% más respecto al mismo periodo que el ejercicio anterior. El gasto financiero neto se redujo un -29,7% hasta 40,3 millones de euros en el periodo. Esta marcada contracción es consecuencia del impacto de las medidas de refinanciación y optimización financieras ejecutadas durante el ejercicio anterior.

A cierre del primer trimestre, la deuda financiera neta del Grupo de Servicios Ciudadanos cerró en 3.780,9 millones de euros, con una variación del 5,6% respecto a diciembre de 2017, debido a la expansión estacional del capital circulante que se registra en la primera mitad del ejercicio y que tiende a revertir en su segunda mitad. La cartera de negocio se sitúa en 29.663 millones de euros, lo que garantiza un período de actividad de más de cinco años.