Demetrio Carceller, Manuel Manrique y Moreno Carretero tras la última junta de accionistas.

Demetrio Carceller, Manuel Manrique y Moreno Carretero tras la última junta de accionistas.

Empresas

Sacyr eleva su beneficio a 35 millones, un 11% más que en 2017

El consejo propone a la junta dos ampliaciones de capital, por un total de 36 millones, para pagar dividendo.

Sacyr, el grupo de construcción y servicio presidido por Manuel Manrique, alcanzó un beneficio de 35 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2018, un 11% más que en el mismo periodo del año anterior. El Ebitda subía un 19%, hasta los 111 millones.

El crecimiento se debe a la positiva evolución que registran todas las divisiones del grupo y al estricto sistema de gestión de los riesgos y control de los costes. Las cuatro áreas de negocio registraron un importante incremento del Ebitda. Así, Construcción lo hacía un 96%, Servicios, un 10%, Concesiones lo hacía un 8% y el negocio industrial un 4%.La rentabilidad de los negocios, medida por el margen de Ebitda, crece y pasa del 12% al 12,6%.

La cifra de negocios se situó en 887 millones de euros, con el 61% obtenido fuera de España.La cartera de ingresos futuros cerró marzo en 41.179 millones de euros, lo que representa un aumento del 0,4% respecto del cierre de 2017.

Entre enero y marzo, la compañía se adjudicó proyectos relevantes en todas sus divisiones. En Infraestructuras, destacan varias infraestructuras deportivas en Perú, así como actuaciones de rehabilitación y actualización de zonas urbanas de Bogotá (Colombia). Además, en abril, Sacyr Ingeniería e Infraestructuras logró sus dos primeros contratos de construcción en Estados Unidos.

Sacyr Concesiones obtuvo el contrato de concesión del aeropuerto El Tepual en Puerto Montt (Chile) por un periodo de seis años. Sacyr Servicios inició sus actividades en Bogotá con un contrato de recogida y transporte de residuos, limpieza viaria y mantenimiento de zonas verdes de 170 millones de euros en ocho años. Por último, Sacyr Industrial diseñará y construirá una planta de tratamiento de agua en Adelaida (Australia).  

Deuda y dividendo

La deuda financiera del grupo cerró el mes de marzo en 3.557 millones de euros, ligeramente por encima de los 3.421 millones de final de 2017. El resultado financiero entre enero y marzo se situó en -46 millones de euros, cifra similar a la que se registró en 2017.

La solidez de los resultados y la buena evolución de los negocios de la compañía han marcado el reinicio de una política regular de dividendos. El pasado mes de enero se ejecutó el scrip dividend a cuenta de los resultados de 2017.

Así, el consejo de administración ha propuesto a la Junta General de Accionistas, que se celebrará el próximo 7 de junio, dos nuevas ampliaciones de capital de 18 millones de acciones cada una para el pago de sendos scrip dividend a cuenta de los resultados de 2018. Durante este año, la rentabilidad prevista para los accionistas se situará entre el 4% y el 5%.