Dimas Gimeno quiere una nueva edad dorada para El Corte Inglés

Dimas Gimeno quiere una nueva edad dorada para El Corte Inglés

Empresas

El consejo de El Corte Inglés se reúne a final de mes con Gimeno en la cuerda floja

El gigante de la distribución abordará la aprobación de las cuentas del ejercicio 2017 y podría incluir en el orden del día el posible cese de su presidente, Dimas Gimeno.

El Corte Inglés planea reunir a su consejo de administración a finales de mayo, previsiblemente el día 30, con la continuidad de Dimas Gimeno al frente de la presidencia en el aire, sin que, por el momento, se vislumbre un posible acuerdo con sus primas, las hermanas Marta y Cristina Álvarez, hijas del fallecido Isidoro Álvarez.

En concreto, el órgano de dirección de la compañía, que habitualmente se reúne los últimos miércoles de cada mes, abordará la aprobación de las cuentas del gigante de la distribución correspondientes al ejercicio 2017, si bien el orden del día todavía no está cerrado al 100%, ya que podría incluir el posible cese de Gimeno, quien no tiene intención de abandonar su cargo, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la compañía.

El hasta ahora máximo responsable de El Corte Inglés se mantiene firme en su decisión de no dejar el cargo, pese a la pugna que mantiene con sus primas, que ostentan un 69% de Cartera de Valores IASA, que posee el 22,18% del gigante de la distribución, cuyo primer accionista es la Fundación Ramón Areces, con el 37,39% de capital y donde las hermanas también tienen un importante peso como patronas.

En este escenario, salpicado además por demandas judiciales, ambas partes intentan arañar el máximo apoyo posible dentro del consejo, aunque, según las fuentes consultadas, la balanza se inclina a favor de las hijas de Isidoro Álvarez, ya que contarían, entre otros con el respaldo de la mayor parte de los consejeros, entre ellos de los consejeros delegados Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa.

Gimeno, sin funciones ejecutivas

Precisamente, ambos, vinculados desde hace más de 25 años al grupo, fueron nombrados en el consejo del pasado mes de octubre, despojando a Gimeno de sus funciones ejecutivas.

De esta forma, el Corte Inglés decidió en ese momento separar las funciones de presidente y consejeros delegados, en línea con las prácticas imperantes en materia de gobierno corporativo, un camino que ya se inició con la creación de la Comisión Delegada y de la Comisión de Auditoría y Control.

Así, el órgano de gobierno del grupo de distribución, presidido por Gimeno, quedó integrado por Marta y Cristina Álvarez Guil, Florencio Lasaga Munárriz, Carlos Martínez Echavarría, Manuel Pizarro Moreno, Shahzad Shahbaz, Jesús Nuño de la Rosa, Víctor del Pozo y Paloma García Peña, en representación de Cartera Mancor.

Según las fuentes consultadas, Pizarro, a quien incluso se le podría haber ofrecido la presidencia del grupo, y el jeque catarí se abstendrían en la votación del consejo.

Pese a la merma de poder que supuso la incorporación de los consejeros delegados, Gimeno ha decidido intensificar sus intervenciones públicas, como la que protagonizó el pasado mes de abril en el World Retail Congres, al que acudió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y en el que el ejecutivo aseguraba que era el momento de realizar "grandes inversiones" de cara al futuro, ya que consideraba que el formato de los grandes almacenes tiene una "gran futuro" en la actualidad.

"Es el momento de hacer grandes inversiones y de tener la estructura adecuada para financiar todas las nuevas iniciativas. Queremos ser una empresa muy moderna, consciente de lo que está pasando en el comercio y hay que estar preparados para los cambios que estamos viendo y a los que hay que adaptarse rápidamente", afirmaba Gimeno.

Fue en ese marco, y en el transcurso de una conversación informal, donde Rajoy se interesó por la situación actual del grupo de grandes almacenes, poniendo en valor su representatividad en la Marca España.