Embotellado de las distintas marcas de Mahou- San Miguel.

Embotellado de las distintas marcas de Mahou- San Miguel. Carlos R. Cózar

Empresas

Mahou San Miguel cierra un 2017 con ventas récord y prevé superar los 1.400M en 2020

 

Noticias relacionadas

Un año de impulso y que ha servido para asentar las bases para crecer en el futuro. Así ha definido el director general de Mahou San Miguel, Alberto Rodríguez-Toquero, el ejercicio de 2017, un año en que la cervecera ha logrado 1.262,2 millones de euros en ingresos, la cifra más alta de su historia.

Este avance en la facturación, de un 3,4% respecto a 2016, supone el cuarto año de crecimiento consecutivo y se debe al esfuerzo por seguir innovando, destaca Rodríguez-Toquero. Ha sido, además, un año récord en venta por volumen, con 16,6 millones de hectólitros (+3,1%), de los cuales 13,8 millones corresponden a cerveza y 2,8 millones a agua mineral y bebidas elaboradas con agua y zumo de fruta.

“Crecemos de manera consistente desde 2013, tanto en el negocio de cerveza como en el de agua. Después de los años duros, la senda es de crecimiento”, apunta el director general de la cervecera durante la presentación de los resultados. En el último ejercicio, han logrado avances tanto en el segmento de hostelería como en el de distribución, que actualmente se reparten al 55%-45%, respectivamente.

Este crecimiento en ventas ha supuesto, sin embargo, un sacrificio en el Ebitda y en el resultado de explotación, reconoce. Así, el resultado de explotación de 2017 cayó un 4,1%, hasta los 168,1 millones, y el Ebitda se redujo un 2,7%, hasta los 257,5 millones. Para la cervecera, era necesario hacer un esfuerzo extra en innovación que se ha traducido en una inversión de 88 millones (un 13% más durante el ejercicio), apostando “por el crecimiento futuro” y orientada sobre todo a la innovación en productos y procesos, al desarrollo de marcas y a proyectos de optimización en logística y la mejora de sus instalaciones. 

Aun así, el directivo asegura que la caída del resultado está dentro de su hoja de ruta. “Nos planteamos 2017 como un año de inversión para el futuro del negocio. Ha supuesto un sacrificio, pero hemos invertido en planes que nos van a traer crecimiento”, afirma Rodríguez-Toqueda. “Teníamos planificada una reducción del Ebitda, incluso mayor de la que se ha materializado, por lo que estamos encantados”.

Desde la cervecera se muestran cómodos con sus resultados y aseguran que en gran parte se debe a su esfuerzo por seguir marcando la pauta entre los cerveceros españoles. "La innovación es un eje fundamental para crecer y seguir siendo la cervecera qeu más desarrolla la categoría y que crea mayor valor para el sector en España", sostienen. Como ejemplo de su esfuerzo ponen la inauguración de la Bodega de Barricas en el Centro de Producción de Alovera, con una inversión de 2,8 millones, o el lanzamiento de cuatro nuevos productos (Mahou Barrica Bourbon, Mahou 0,0 Tostada, San Miguel Manila y Alhambra Especial Sin).

Plan 2018-2020

En este año de "impulso", Mahou ha trazado su plan para el próximo bienio. ¿El objetivo? Superar los 1.400 millones en ventas para 2020. Con un lema que deja clara la intención de la cervecera, 'Proyectamos el futuro', la compañía prevé mantener el nivel de inversión en línea con el de este último ejercicio, "o incluso más", apunta Rodríguez-Toquero con un innegable optimismo. "No vamos a echar el freno en la inversión", asegura. "Es una de las ventajas de no ser una cotizada, podemos tomar decisiones a largo plazo aunque en el corto supongan un impacto. Es la forma en que trabajamos, haciendo las cosas bien hacia el futuro". 

El plan contempla tanto el crecimiento orgánico como el inorgánico, aunque el directivo de Mahou subraya que no tomarán decisiones precipitadas. Para él, esa es la clave del avance de la cervecera, "ser muy exigentes y cautelosos". "Las oportunidades surgen cuando surgen, no cuando uno quiere", agrega. En su punto de mira siguen estando tanto Estados Unidos como Europa, mercados que les resultan atractivos y que ofrecen potencial para crecer. 

Mahou San Miguel compró a finales de 2017 el 30% de la norteamericana Avery Brewing, una de las cerveceras artesanas con mayor crecimiento en EEUU en los últimos años "y un gran potencial de desarrollo", apuntó entonces la española. A través de esta compañía, la española gana presencia en 33 estados y contribuirá al crecimiento orgánico de la estadounidense. Mahou está presente en EEUU desde 2011 y en 2014 firmó un acuerdo con Founders Brewing para entrar en su capital haciéndose con el 30% de sus acciones.

Respecto a su filial en India, que abrió en 2014, el directivo reconoce que no esperan "tener números negros" hasta al menos 2021 o 2022. "Es una apuesta de largo plazo. Todos los años asumimos una pérdida, porque sabemos que así es como está el mercado ahora, pero que explotará", indica. "Se está cumpliendo el plan, a veces hay sustos, pero las cosas se recolocan. Es un mercado que está cumpliendo nuestras expectativas".

Actualmente, el negocio internacional representa aproximadamente un 15% de la facturación de la cervecera, indica el directivo.