Factoría de Grífols sigue en Cataluña, en la localidad de Parets del Vallès.

Factoría de Grífols sigue en Cataluña, en la localidad de Parets del Vallès. contrapunt.cat

Empresas

Grifols ganó 143,4 millones en el primer trimestre, un 7% más

El Ebitda ascendió a 297,4 millones de euros, lo que supone un 2,8% menos

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols ha registrado un beneficio neto de 143,4 millones de euros en el primer trimestre de este 2018, lo que supone un crecimiento del 7% en comparación con el mismo periodo del año pasado, representando el 14% de los ingresos, que se han situado en 1.023 millones, un 3,6% menos por los tipos de cambio.

El Ebitda ascendió a 297,4 millones de euros, lo que supone un 2,8% menos y un margen Ebitda del 29,1% sobre ingresos, ha informado en un comunicado este jueves.

Por divisiones, los ingresos de la división Bioscience, la dedicada al tratamiento de enfermedades mediante la sangre o los componentes sanguíneos, alcanzaron los 807,5 millones, un 5,4% menos por el impacto del tipo de cambio.

En Diagnostic, centrada en el diagnóstico in vitro, registró unos ingresos de 164,9 millones y también estuvo afectada por el impacto de las divisas, obteniendo una caída de 5,8%.

Por su parte, las ventas de la división Hospital se situaron en 27,3 millones, un 14,3% más gracias al impulso de la línea de Pharmatech, que se ha visto reforzada con la adquisición de MedKeeper, y la línea de soluciones intravenosas en Estados Unidos, que incluye las soluciones salinas fabricadas en la planta de Murcia.

Finalmente, la división Bio Supplies dobló los ingresos hasta los 26,2 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que representa un aumento del 81,6% teniendo en cuenta el tipo de cambio.

Grifols acometió una inversión en I+D+i de 73,5 millones de euros de enero a marzo, y la deuda financiera neta se ha situado a finales del primer trimestre en 5.155,3 millones de euros, con un ratio sobre Ebitda de 4,03 veces.

Expansión de centros

El primer trimestre de 2018 se ha caracterizado por los mayores esfuerzos realizados para incrementar el volumen de plasma, tanto de forma orgánica como mediante adquisiciones, lo que incluye la incorporación en 2017 de 19 centros de plasma a la red de Estados Unidos (13 de forma orgánica) y un total de 40 desde principios de 2015, cuando comenzó el plan de expansión de centros.

Además, los tres primeros meses de 2018 han estado marcados por la adquisición de Haema en Alemania, una compañía que cuenta con 35 centros --a los que se suman tres centros en construcción-- y es la mayor plataforma de centros de plasma de Europa.

La transacción está sujeta a la aprobación de las autoridades de defensa de la competencia alemanas, cuya resolución está prevista en las próximas semanas.