Algunas de las app de redes sociales.

Algunas de las app de redes sociales.

Empresas

¿Buscas trabajo? Esto es lo que tienes que hacer con tus redes sociales

Facebook, LinkedIn o Twitter son algunas de las herramientas que utilizan los expertos en RRHH para encontrar talento en las empresas.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta básica para nuestros días. Estar informado, interactuar con nuestros amigos o familiares o comprar a través del teléfono son algunas de las necesidades que quedan satisfechas con estas herramientas.

Pero a la hora de buscar trabajo, Facebook, Twitter, LinkedIn o WhatsApp también se han convertido en motores imprescindibles para insertarse en el mercado laboral. Los nuevos tiempos han cambiado. Los currículum vitae en soporte de papel parecen quedarse cada vez más anticuados y los video-currículums, los cv interactivos o redes sociales tienen cada vez más fuerza.

Tal es la importancia que han cobrado las redes sociales que se ha convertido casi en una asignatura obligada repasar los perfiles para los encargados de selección de personal. De hecho, el 86% de las empresas consulta las redes sociales de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión. En el 36% de las ocasiones, esta visita ha empeorado su opinión, según el informe Infoempleo-Adecco sobre Mercado de Trabajo y RRSS.

De este estudio se extrae, principalmente, que las empresas acuden a los perfiles del candidato no solo para saber si el candidato tiene los conocimientos técnicos imprescindibles, sino que también ofrecen información como aficiones, la capacidad de comunicación y también dan una mejor medida de cómo es cuando no se está bajo la presión de una entrevista.

Debate Innovación en la gestión personal y atracción al talento joven Carlos R. Cózar

Es el caso de, por ejemplo, Facebook. En esta red social suele dar pistas de cómo es el día a día a día una persona, según el informe. Por otra parte, Adecco asegura que en el momento de buscar y elegir candidatos las redes sociales son importantes. Y el timeline es fundamental. Este rastreo aporta información de cómo se expresa y se comunica cada persona. Sin embargo, las redes sociales cuentan con varias opciones de privacidad. En este caso, el profesional se debe fijar en los datos de carrera facilitados, la actitud y el tono de mensajes que son públicos.

Por otra parte, en dicho estudio también se aconseja que se tenga cuidado con el contenido fotográfico que se pueda subir para mantener el equilibrio entre lo personal y lo privado. Esa será la clave para que tu marca personal no te perjudique en según qué proceso de selección.

Así, el contenido que escribimos o subimos a la red es tremendamente sensible a la hora de encontrar trabajo o de que los expertos nos elijan. De hecho, un reciente estudio entre los principales encargados de RRHH de las grandes multinacionales estadounidenses aseguraba que su actividad en ONGs, los textos escritos, sus amigos o los vídeos subidos son algunas de las variables que más influían.

LinkedIn; el nicho más importante

Pero si hay una red social por excelencia para buscar trabajo esa es LinkedIn. Precisamente, esta “red social profesional online”, como se califica la compañía, no para de crecer. Recientemente, la plataforma anunciaba que superaba los 500 millones de usuarios en 200 países, que se conectan y relacionan entre ellos a la vez que buscan oportunidades a través de sus conexiones en la misma.

Así pues, el perfil en LinkedIn tiene que estar cuidado hasta el mínimo detalle para obtener resultados, ya sea encontrar trabajo, mejorar tu puesto laboral o darse a conocer laboralmente. Según Marta Panizo, licenciada en RRHH, es primordial “mantener una buena imagen. Y eso se consigue con una buena foto. Parece obvio, pero LinkedIn es una red social laboral y la imagen cuenta". “Habría que ponerlo en mayúsculas porque todavía hay usuarios que se ponen de fotos de perfil inadecuadas que son personales y no laborales. Cada red profesional tiene su finalidad, y hay que saber diferenciarlas”, matiza la experta.

Consejos prácticos

Tras toda esta información anterior, Randstad también aconseja a los usuarios de las redes sociales que tengan en cuenta estos consejos:

Destaca la información profesional, puesto que así los reclutadores o directivos llegarán de manera más fácil al perfil del candidato. Una de las técnicas es individualizar la URL de la página con nombre y apellido e incluir palabras clave, como estudios, habilidades y experiencia; además de personalizar el currículum con la información que esté más relacionada con el puesto de trabajo que busca el usuario.

No resaltes solo logros del pasado, sino que también comparte en el extracto lo que la persona podría llegar a hacer en el futuro.

Idealmente, publica el perfil en más de un idioma para otorgar valor añadido y acceder a un mayor número de posibles empleadores.

Mantén la página actualizada y con actividad constante, aparte de especificar gustos y preferencias.

Sé creativo, utiliza mensajes directos, un lenguaje común y un vocabulario variado, evitando caer en errores y faltas de ortografía.

Únete a grupos de discusión que traten tópicos que estén vinculados a tu área profesional, ya que te permitirá mantenerte actualizado de las tendencias y de las ofertas de empleo asociadas a su expertise.

No tengas temor de compartir los logros y objetivos alcanzados, dejando constancia de los méritos y demostrando habilidades a través de ejemplos de trabajos y proyectos llevados a cabo. Para ello, se pueden utilizar vídeos, portafolios o presentaciones.

Conecta con todos los clientes con los que te has reunido. Cuando empieces en LinkedIn, conecta con todos tus contactos conocidos.

Conecta con tus colegas de tu equipo, oficina y compañía a nivel local, regional y multinacional, relacionados con tu trabajo y líderes, es la mejor práctica!

Atreverse con el networking

Como ocurre en el entorno offline, una buena red de contactos facilita las cosas a la hora de encontrar un empleo. Aunque un currículum sea excelente, si nadie conoce al candidato el camino puede resultar mucho más difícil. En este sentido, localizar a líderes o influenciadores de su profesión y estrechar vínculos con ellos puede dar buenos resultados.

Una opción es unirse a grupos que sean interesantes para el usuario y en los que pueda aportar conocimiento, así conocerá personas nuevas y seguirá ampliando su red. Es recomendable participar activamente en ellos, permanecer atento a las novedades, interactuar con los contactos, comentar las noticias e intercambiar impresiones y opiniones sobre asuntos de actualidad. Dar a conocer información no solo es una buena forma de hacer networking, sino que también de aprender conjuntamente. No hay que olvidar que esta red social es mucho más que un portal de empleo.