Arturo Cardenal, CEO de Watiofy.

Arturo Cardenal, CEO de Watiofy. Carlos R. Cózar

Empresas STARTUPS

Watiofy, la app que te ayuda a ahorrar (y entender) tu factura de la luz

El comparador de tarifas y precios de energía permite ahorrar a cada usuario hasta un 20% en su factura de la luz.

El frío da sus últimos coletazos en primavera. Los días soleados de terraza con una caña en mano se entremezclan con los paraguas y la chaqueta. Y así, mientras las nubes se marchan y el termómetro cobra vida, los meses de mes de abril y mayo traen bajo el brazo una vieja y (mala) conocida: la factura del gas y la luz.

Afortunadamente, este año al haber sido especialmente lluvioso, no nos hemos lamentado en exceso del precio de la luz y del gas. A pesar de ello, según indica Arturo Cardenal, CEO de Watiofy, “una gran parte de los clientes de las energéticas pueden ahorrar por muchos otros motivos endógenos”. Se refiere, por tanto, a la factura.

Esta startup nació para ser una comparadora de precios de un sector que “tradicionalmente es muy opaco ya que las compañías no consideraban tener clientes sino puntos de suministro y no se interesaban por la relación personal con sus usuarios. Les daba igual que entendiesen o no la factura”, explica el responsable de Watiofy. 

Algo que comienza a ser menos frecuente debido a la liberalización de las comercializadoras y, sobre todo, el desembarco de grandes inversores en el sector. "La mejor manera de atraer dinero es tener en cartera el mayor número de clientes y esto se consigue siendo lo más transparente posible", afirma Cardenal.

Así pretende hacerte ahorrar esta startup

El comparador comenzó a operar formalmente el pasado mes de septiembre para ofrecer a los usuarios de forma "transparente" y "sencilla", una herramienta que les permita encontrar la tarifa de luz que mejor se adapte a sus hábitos de consumo.

En este sentido, Cardenal considera que hoy en día "es posible" ahorrar en la factura de luz y gas "aunque parezca imposible", en torno a un 10% de media o, incluso en algunos casos, hasta un 30 % o 40 %, según los hábitos de consumo energético de cada usuario. De hecho, según indica el CEO de Watiofy a este periódico, en las últimas 600 comparaciones que la empresa ha realizado, los clientes “se han ahorrado de media un 18%”.

A través de este comparador, el usuario puede realizar un cotejo general entre las diversas ofertas del mercado para encontrar la que mejor se ajuste a sus necesidades o, si lo prefiere, puede enviar su factura por correo electrónico a los expertos de Watiofy para recibir un estudio personalizado y exprimir al máximo las opciones de ahorro.

Esta plataforma tiene la intención de "empoderar" al consumidor y ayudarle en la "optimización de contratos", de modo que pueda decidir libremente sin ser "violentado o presionado" por "la fuerza de venta" de las grandes comercializadoras, indica Cardenal.

El crecimiento desde que Watiofy aterrizó en España ha sido "muy positivo" a ojos de su creador. Y pretende seguir escalando. “Hemos analizado más de 6.000 formularios para que los clientes disfruten de una tarifa más liviana y puedan obtener un buen ahorro”, señala. Por eso, la plataforma de asesoramiento ya está cerrando su segunda ronda de financiación que le supondrá dar un salto a nuevas líneas de negocio.

“Estamos trabajando en otros proyectos para asesorar al pequeño consumidor. Analizamos su factura y luego realizamos un trabajo de campo de toda la oferta y con su perfil de consumo le damos la mejor porque, esto lo sabe poca gente, hay más de 400 ofertas en la calle”, subraya. Por eso, Watiofy dará el salto a la calle para que “los usuarios puedan estar informados de manera más didáctica”.

Los temidos comerciales

Cambiar de compañía siempre suele generar recelo. Habitualmente estamos acostumbrados a que los famosos comerciales encorbatados y con una cartera en mano llamen a nuestra puerta para ofrecernos maravillosos descuentos que servirán para pagar menos en las facturas, algo que luego no sucede porque habitualmente rellenan con varias ‘X’ otros servicios alternativos. Sin ir más lejos, a finales del año pasado Gas Natural admitía malas prácticas realizadas por sus comercializadoras de gas y de luz.

A su vez, estas empresas satélites de las grandes compañías como Endesa, Iberdrola, Viesgo y Gas Natural Fenosa, tuvieron que pagar fuertes sanciones de 20.000 euros a cada consumidor y por cada reclamación. En total tuvieron que abonar 155.000 euros por realizar cambios de comercializador sin consentimiento del consumidor.

En este sentido, desde Watiofy quieren desterrar la idea de que ellos sean unos ‘comerciales’ al uso. “Nuestra labor es diferente. Hacemos un estudio de como pueden mejorar su factura y les ofrecemos las mejores ofertas, luego es el cliente el que decide que opción es la más adecuada”, sentencia Cardenal.

La transparencia es fundamental porque si antes decíamos que este sector es muy oscuro, nuestra labor debe ser arrojar un poco de luz”, puntualiza. Además, Watiofy festeja que en muchas regiones españolas ya se esté regularizando el servicio de los comerciales y el acceso a los datos de los usuarios.

Precisamente, en el ámbito de la transparencia, Watiofy pide sensatez a las grandes compañías eléctricas ya que considera que “las facturas son engorrosas y deberían tener un formato común para que los clientes sepan lo que pagan”. A su vez, el CEO de la compañía asegura que la implantación de los contadores digitales son una gran noticia para que “los usuarios obtengan y analicen los datos de consumo”, algo que para Cardenal supondrá una "gran cantidad de euros ahorrados en los hogares españoles”.

¿Cómo se puede ahorrar?

Es la eterna pregunta del millón. Como poder ahorrar y seguir utilizando los mismos dispositivos y electrodomésticos en casa. Cardenal pone de relieve tres factores clave para adelgazar la factura: “Primeramente debemos fijarnos en el precio de la tarificación y compararlas con el resto de compañías”, recalca.

Por otra parte, desde Watiofy recomiendan que hay que cerciorarse de que el tipo de tarifa es el correcto, como es el caso de la famosa tarifa nocturna, que apenas suele ser contratada y ante la que el 85% de los españoles podría ahorrar si la tuviesen dada de alta. Por último, la tercera variable es el ancho de banda que se posee, puesto que en muchas ocasiones se tiene contratada una mayor potencia que la necesaria, haciendo que el recibo se dispare.