El actor Pablo Molinero interpreta al protagonista de la serie La peste, uno de los productos estrella de Movistar+.

El actor Pablo Molinero interpreta al protagonista de la serie La peste, uno de los productos estrella de Movistar+.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Fusión ya representa el 38% de los ingresos de Telefónica en España

La apuesta convergente sigue impulsando el crecimiento de la facturación y de la contratación de fibra y de televisión.

España fue el único mercado de Telefónica que reportó un aumento de los ingresos en sus resultados del primer trimestre del año. Descontando el efecto de la depreciación de las monedas en Latinoamérica, que afectó especialmente a Brasil y a Argentina, las cuentas del mercado local se comparan favorablemente con Alemania, con una caída del 0,2% y Reino Unido, con un retroceso del 1%.

Nuestro mercado, que es además el responsable del 25% del importe neto de la operadora en todo el mundo, demostró crecimientos en casi todas sus áreas de negocio y en especial la que sustentan la oferta comercial del grupo desde hace más de un lustro: la oferta convergente. En septiembre de 2012, Telefónica lanzaba su primer paquete Fusión y solo un par de meses después José María Álvarez Pallete era nombrado mano derecha del por entonces presidente César Alierta.

Como número dos y desde marzo de 2016 como número uno, Pallete se ha encargado de profundizar en esta estrategia comercial “paquetizando” aún más sus servicios y “dando más por menos”, una máxima -replicada posteriormente por las operadoras de la competencia- mediante la cual los clientes reciben más servicios como megas, líneas móviles o productos de televisión, por una pequeña subida en la factura.

Fusión, uno de los pilares de la oferta

Una apuesta que ha funcionado y que este pasado trimestre se ha convertido en el pilar del crecimiento de los ingresos de la compañía en España. Los datos hechos públicos este jueves reflejan que el 38% de los ingresos de la compañía en este mercado ya llegan gracias a Fusión. En total, 1.171 millones de euros -un crecimiento del 9,5%- de los 3.098 que se ingresaron en los tres primeros meses del año, una cifra que solo creció un 1%.

Hace un año la proporción era del 35%. Fusión representa también el 70,2% del mercado residencial frente al 66% de hace un año. Es además el indicador que más crece en toda la compañía, por encima de empresas, comunicaciones, mayoristas y tecnología de la información.

En cuanto a accesos, Fusión rozó los 21 millones (20.877.000), un crecimiento del 10,1%. Este dato representa el 74% de todos los accesos residenciales y el 51% de todos los accesos. Si nos remontamos al primer trimestre del 2017 vemos que el peso de Fusión ha crecido de manera importante: hace doce meses representaban el 68% de los accesos residenciales y el 45% de los accesos totales.

Fibra óptica y móviles de contrato

De la mano del crecimiento de Fusión ha llegado el aumento de servicios para los clientes y los más beneficiados han sido la fibra óptica y la televisión, dos de los buques insignia de la estrategia comercial de Telefónica. Los datos trimestrales reflejan que mientras que caen los accesos fijos un 4,2%, la fibra óptica se dispara hasta los 3.550.000 accesos, una mejora del 13,5%.

Del mismo modo, los accesos de móviles prepago han caído un 21,2% hasta los 1,6 millones de accesos, por el crecimiento del 6,2% al contrato, que arrasa hasta los 16 millones, nuevo récord para la compañía. El contrato de Fusión permite hasta cuatro móviles con contrato y sus modalidades más comunes tienen uno o dos terminales.

Televisión y ARPU

Una situación similar pasa con la televisión, otro de los productos estrella de Telefónica. Los abonados a este servicio no paran de crecer y pasan desde los 3,6 millones en marzo del año pasado hasta los 3,9 millones de la actualidad, un crecimiento del 8,6%. Durante el último año la operadora ha reforzado su producción propia de televisión y ha mejorado los servicios para sus usuarios.   

Este crecimiento del producto Fusión ha aumentado también el ARPU de la compañía, el dinero que cobran a cada abonado. Es el objetivo de la compañía que vende productos convergentes y la única manera de rentabilizar a sus abonados junto con el crecimiento de clientes. En este apartado la operadora crece hasta los 87,8 euros por abonado, una mejora del 7,5% o 6,2 euros en un año.