Imagen de un avión de Norwegian.

Imagen de un avión de Norwegian.

Empresas

Norwegian reduce sus pérdidas un 97% hasta marzo tras reclasificar inversiones

La aerolínea perdió 46,2 millones de coronas, frente a los 153,6 millones del mismo período de 2017, y mejoró sus ingresos un 33%.

Norwegian Air Shuttle perdió 46,2 millones de coronas noruegas (4,7 millones de euros) en el primer trimestre. La cifra supone un 97% menos que en el mismo periodo de 2017, según la aerolínea, que atribuye este resultado al impacto positivo de la reclasificación de una inversión de 1.940 millones de coronas (200 millones de euros) en Norwegian Finans Holding.

La compañía señala también que tanto el desplazamiento de la Semana Santa al mes de marzo como la fortaleza de la corona noruega en relación con otras divisas han sido determinantes en la caída del resultado, además del carburante más caro, que sigue escalando su precio en consonancia con los aumentos de precio del petróleo.

"En este trimestre hemos presenciado, en particular, los efectos de un mayor coste del combustible; al mismo tiempo, hemos doblado nuestra flota de Dreamliners y, aun así, hemos conseguido llenar los aviones, atrayendo nuevos pasajeros, tanto en mercados nuevos como en aquéllos más maduros", ha afirmado el fundador y CEO de la aerolínea, Bjorn Kjos. "Nuestra operativa de largo radio está ahora bien asentada, lo que demuestra que los clientes quieren tarifas asequibles en rutas intercontinentales".

En este primer trimestre, Norwegian recibió seis nuevos Boeing 787-9 Dreamliner y dos nuevos Boeing 737-800. Además, la aerolínea, inició operaciones de París a Denver y San Francisco/Oakland, de Londres a Chicago y Austin, y de Roma a San Francisco/Oakland. También ha cerrado durante este trimestre un acuerdo de interconexión con Widerøe, una aerolínea regional noruega.

De enero a marzo, facturó 6.992,7 millones de coronas noruegas (721 millones de euros), lo que supone un 33% más en comparación con lo registrado en los tres primeros meses de 2017.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue negativo, con unas pérdidas de 1.890,6 millones de coronas noruegas (194,9 millones de euros), un 41% más.

El resultado bruto de explotación antes de amortizaciones (Ebitdar) registró unas pérdidas de 880,5 millones de coronas noruegas (90,7 millones de euros), un 45% más que de enero a marzo del pasado año.

El resultado neto de explotación (Ebit) registró pérdidas por valor de 2.226,4 millones de coronas noruegas (229,5 millones de euros), un 31% más que en el mismo periodo del año anterior.

Los gastos de la compañía ascendieron un 35%, hasta los 8.883,2 millones de coronas noruegas (916 millones de euros). De ellos, 1.010,1 millones de coronas noruegas (104,1 millones de euros) fueron en 'leasing', un 38% más.

Los costes operativos ascendieron en total a 7.873,1 millones de coronas noruegas (811,6 millones de euros), un 34% más. La partida de carburante supuso 2.254,9 millones (232,5 millones de euros), un 48% más.