Tres jóvenes se hacen un selfie, en una imagen de archivo.

Tres jóvenes se hacen un selfie, en una imagen de archivo. EFE

Empresas PERFUMERÍA Y COSMÉTICA

Los morritos de tus 'selfies' en Instagram disparan la venta de pintalabios

Al igual que ocurre con la moda, las redes sociales también empujan el consumo de cosmética: "Tiene que ver con darse un retoque rápido para hacerse un selfie".

Basta darse una vuelta por Instagram para ver que es el nuevo gran escaparate de las marcas, donde, a menudo a través de influencers, se cuenta qué está de moda y cuáles son las tendencias. En cosmética, también. Mensajes en redes sociales que se traducen en ventas, algo que conocen bien en el sector.

Para los usuarios de las redes es importante conocer qué se cuenta en ellas, pero también sentirse parte de las mismas. Entre otras cosas, por eso se está disparando la venta de la cosmética facial y, en concreto, de los pintalabios: de los selfies nadie escapa. Lo tienen claro en la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), que cifra el crecimiento de este sector un 3,2% durante 2017, hasta los 670 millones de euros. 

"Tiene que ver con darse rápido un retoque para hacerse un selfie y subirlo a las redes", asegura el director de Conocimiento y Estudios de Mercado de Stanpa, Óscar Mateo, que resalta la "muy positiva" evolución de la cosmética de color, que integra productos como el maquillaje facial, para labios, uñas y ojos.

En concreto, "la moda" del uso de los pintalabios, dicen desde la asociación, ha crecido un 7,4% en valor y un 13,5% en unidades vendidas. "En apenas dos años, el consumo de pintalabios ha acumulado un incremento del 20%", insisten.

Récord en exportaciones

En total, el sector de la perfumería y la cosmética creció un 2,15% en 2017, hasta alcanzar un consumo en España de 6.820 millones de euros. Según los datos que recaba Stanpa, es el tercer año consecutivo en el que el sector evoluciona en positivo. Datos que contrastan con los ofrecidos por el panel Kantar Worldpanel, que apuntan a una caída de las ventas, pero que desde la asociación achacan a la menor fuerza del mercado doméstico en los resultados.

En este sentido, indican que en las cifras del sector son claves tanto el turismo como las exportaciones. España se sitúa en el top 10 de los exportadores mundiales de productos de belleza; en cifras, 3.9000 millones de euros en 2017, un 10,5% más que el año anterior. "Está por encima de sectores como el vino o el calzado, y al nivel del aceite de oliva", reseña Mateo.

En el peso de estas exportaciones, dirigidas en su mayoría a Portugal, Francia y Alemania, es el perfume el que mantiene el liderazgo, con un 40% del total y un crecimiento del 11,2%. "Las exportaciones están muy diversificadas, por lo que no dependen de ningún mercado o producto concreto", insiste Val Díez, directora general de Stanpa. En este sentido, se exporta a más de 150 países y la balanza comercial arroja un saldo neto positivo de cerca de 1.000 millones de euros.