Vueling cerrará su base operativa en Bruselas

Vueling cerrará su base operativa en Bruselas

Empresas

Los pilotos de Vueling piden un aumento de al menos un 30% para evitar la huelga

El sindicato Sepla denuncia la diferencia salarial de sus pilotos respecto a los de las compañías rivales.

Un aumento de sueldo de al menos un 30% y la garantía de que se va a seguir impulsando el crecimiento de la operación en las bases españolas de Vueling. Esa es la petición que hacen los pilotos de la aerolínea representados por el Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) a la compañía para evitar la huelga.

El sindicato anunció este jueves paros de 24 horas los días 25 y 26 de abril y 3 y 4 de mayo, a consecuencia del desencuentro en la negociación del III Convenio Colectivo.

El jefe de la sección sindical de Sepla en Vueling, Juan Manuel Redondo, ha asegurado que "las condiciones salariales" de sus pilotos están "muy por debajo del mercado". El sindicato estima que el salario base de un piloto de Vueling está entre un 30% y un 60% por debajo del que reciben los de aerolíneas rivales, como easyJet, Ryanair o Norwegian.

No es la primera vez que el sindicato hace esta denuncia. En marzo afirmó que el salario base de un piloto de Vueling estaba en torno a 1.000 euros, mientras que la competencia paga alrededor de 3.000 euros.

La aerolínea y el sindicato está en plena negociación del nuevo convenio colectivo y desde Sepla afirman que "no se están mejorando las condiciones salariales". El "hartazgo de los pilotos", el sentirse "ignorados, desatendidos y menospreciados" ha sido el impulso para convocar esta huelga junto a las propuestas insuficientes y el bloqueo en las negociaciones, indican. Aun así, Sepla ha tendido una mano a Vueling y ha afirmado que "todo se puede evitar". "La solución pasa por un acuerdo con los pilotos", ha dicho Redondo.

Conscientes de los inconvenientes que una huelga genera a aquellos que tienen previsto volar con Vueling en los días de los paros, el sindicato ha pedido "disculpas" a todos los afectados, y su presidente, Óscar Sanguino, ha subrayado que se han visto "obligados" a recurrir a esta medida.

Desde la aerolínea indicaron este jueves que "lamentaban" la situación y que tras varios meses de negociación no se haya logrado aún un acuerdo. En ese momento, Vueling no había recibido la comunicación oficial de la convocatoria de huelga, por lo que no había podido empezar a preparar la planificación para los días de paro. Aun así, la compañía destaca que su prioridad son los pasajeros y que la situación les afecte lo menos posible. "Tenemos el máximo respeto al derecho de huelga, pero lamentamos llegar a esta situación", aseguraron fuentes de la compañía.

Protección de las bases españolas

El sindicato de pilotos también reclama a Vueling que garantice el crecimiento en las bases españolas. Actualmente, "gran parte de ese crecimiento" se está dando fuera por lo que si un piloto quiere progresar en su carrera profesional "se ve obligado" a cambiar de ciudad.

El sindicato propuso que el crecimiento en las bases españolas fuera mayor que en las extranjeras, pero Vueling rechazó esa propuesta, han explicado. Sepla rebajó sus exigencias y, en su última propuesta, han pedido que al menos un 15% del crecimiento sea en las bases nacionales, algo que la aerolínea volvió a rechazar. "Este ha sido uno de los detonantes", asegura Pedro Arriola, jefe de la asesoría jurídica de Sepla.

Desde el sindicato afirman que "dada la intención manifiesta de crecer", la falta de garantías "conllevaría un serio riesgo para los empleos de los pilotos, su promoción y su progresión".

"Vueling adquirió una deuda con sus pilotos", ha asegurado Redondo en referencia a que aceptaron firmar un convenio hasta que la compañía mejorara sus resultados. "La promesa de mejora nunca llega", ha insistido.