Imagen de un avión de Norwegian.

Imagen de un avión de Norwegian.

Empresas

IAG entra en el capital de Norwegian y se coloca en posición para lanzar una oferta

La matriz de Iberia y British Airways afirma que ha comprado una participación de un 4,61% en la noruega está destinada a establecer "una posición desde la que iniciar conversaciones".

International Airlines Group (IAG) ha comprado una participación de un 4,61% en el capital de Norwegian. Esta "inversión minoritaria", señala la matriz de Iberia y British Airways, tiene una intención: "establecer una posición desde la que iniciar conversaciones" con la noruega con la posibilidad de "formular una oferta de adquisición sobre la totalidad". 

Por el momento, sin embargo, estas conversaciones "no han tenido lugar", ni se ha tomado ninguna decisión sobre si se realizará una oferta en este momento o si se llegará a realizar, ha señalado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

La comunicación de IAG llega después de que la agencia Bloomberg afirmara que el grupo planea lanzar una oferta por la 'low cost' noruega, una operación que serviría para ampliar su posición en este segmento y con la que el mercado lleva semanas especulando. 

Desde Norwegian comentan que han conocido de la entrada de IAG en su accionariado este mismo jueves. La aerolínea "no tenía conocimiento previo de dicha adquisición antes de que IAG lo comunicara", señala. Según la noruega, "no ha entablado discusión o diálogo" con el grupo sobre este asunto y ve en este interés una muestra que "confirma la sostenibilidad y el potencial de nuestro modelo de negocio y de nuestro crecimiento".

La irrupción de Norwegian en el mercado de rutas transatlánticas supone una amenaza ante la que IAG podría requerir medidas más allá del lanzamiento de su propio segmento de bajo coste en este ámbito, rol que cumple Level desde hace casi un año. Los analistas de Goodbody afirmaron con rotundidad que "IAG debería comprar Norwegian" en una nota enviada a los inversores el pasado mes de febrero.

El regulador de la Bolsa de Oslo ha suspendido la cotización de Norwegian ante la especulación, pero en los primeros compases de la sesión su acción se disparó un 18,3%, hasta las 212,1 coronas, lo que sitúa el valor de la compañía en unos 8.000 millones de coronas (unos 830 millones de euros).

Una operación beneficiosa para IAG

Para los expertos, el valor de Norwegian hace que para IAG sea una inversión asumible. La capitalización bursátil del grupo, que nació de la fusión de BA e Iberia, supera los 14.350 millones. Para crecer, IAG ha seguido una estrategia apoyada en las adquisiciones, añadiendo la irlandesa Aer Lingus y la española Vueling (ambas en el segmento 'low cost') al grupo en 2015.

La acción de IAG se desplomó más de un 3% como reacción a la posible oferta de compra sobre la noruega pero, minutos después, recuperaban su valor y marcaban un ascenso de 1,2%, superando los 7 euros por título.

Norwegian ha registrado un rápido crecimiento en los últimos años pero, para financiar su expansión y capear los mayores costes en carburante, la aerolínea ha lanzado una ampliación de capital después de que los inversores se mostraran inquietos ante el anuncio de que en el primer trimestre de este ejercicio sus pérdidas serían mayores de lo que esperaba. La ambición de la noruega es liderar el mercado de vuelos transatlánticos y arrebatar cuota a los rivales tradicionales, pero la presión de los costes dificulta la tarea de lograr un balance equilibrado.

La aerolínea noruega, fundada en 1993, cerró 2017 con unas pérdidas de 299 millones de coronas noruegas (31 millones de euros) frente a las ganancias reportadas un año antes de 1.135 millones de coronas noruegas (118 millones de euros) por los costes de su expansión y renovación de flota.

En el último trimestre de 2017, la aerolínea realizó importantes inversiones para contratar más pilotos y tripulantes anticipando las necesidades de su fuerte expansión y renovación de la flota.

Esta delicada situación podría ser, señalan los expertos, una puerta de entrada para IAG. Se trata de una operación que en términos de tamaño podría hacer y que, además, fortalecería su presencia en la zona norte de Europa además de sumarle la cartera de pedidos de aviones que Norwegian tiene firmados con Airbus y Boeing. Y, de paso, eliminaría la competencia en las rutas del Atlántico Norte, consideraba Goodbody en su reporte.