Zuckerberg, durante su intervención en el Congreso.

Zuckerberg, durante su intervención en el Congreso.

Empresas

Zuckerberg intenta convencer (en vano) de que su teléfono no le escucha

El presidente de Facebook tuvo que estar respondiendo durante casi cuatro horas las cuestiones de un grupo de congresistas estadounidenses para esclarecer el 'Facebookgate'

Zuckerberg tuvo que sudar de lo lindo durante su comparecencia ante la Cámara del Congreso. El fuego enemigo por parte de los congresistas no paró durante ni un solo minuto y el presidente de Facebook tuvo que responder a preguntas tan complicadas como por ejemplo si sus propios datos fueron utilizados por terceros.

Bien entrada la sesión, Mark Zuckerberg tuvo que escuchar una anécdota y responder de manera dubitativa. Uno de los asistentes contó la historia en la que su suegra y él discutían acerca sobre un pariente muerto. Minutos después, apareció esa persona en el muro de Facebook. Meses más tarde, argumentó, que le había pasado lo mismo con su hija y una marca de ropa.

Es bien sabido que Facebook y otras compañías acceden al micrófono para, presuntamente obtener información. "Si no nos está escuchando por teléfono, ¿quién es? ¿Y tiene contratos específicos con estas compañías que proporcionarán datos que se adquieren?”, preguntó.

Mark Zuckerberg tildó esta “anécdota” como una “mera coincidencia”. "O alguien podría estar hablando de algo, pero luego acudes un sitio web o interactúan con él en Facebook porque estaban hablando de eso y luego verán el anuncio por eso", explicó vagamente.

La principal noticia de esta sesión es que Mark Zuckerberg ha confirmado que sus datos personales han sido utilizados por terceras empresas para obtener un beneficio económico. Además, el dueño de Facebook ha admitido que “debe haber una nueva regulación” en Estados Unidos para proteger la privacidad de los usuarios aunque ha dejado claro que “hay que tener cuidado porque internet sigue en fase de extensión y podría haber empresas que pueden sufrir un parón debido a la nueva legislación”.

Durante la sesión de este miércoles se le ha visto un tanto más nervioso que en la de ayer, tal vez porque los congresistas han afilado más su cuchillo. Por ejemplo, Zuckerberg ha dudado en varios momentos, algo que no sucedió en el Senado. Cuando ha sido preguntado por varios litigios de Facebook por privacidad, el presidente ha rehusado.

Dimite el consejero delegado interino de Cambridge Analytica

Durante la comparecencia de Zuckerberg, el consejo de administración de Cambridge Analytica ha anunciado este miércoles que su consejero delegado interino Alexander Tayler ha dimitido de su cargo y retomará su puesto anterior como director de datos para centrarse en las diversas investigaciones técnicas y consultas.

"La junta anuncia que Alexander Tayler ha renunciado como consejero delegado interino de Cambridge Analytica y retomará su puesto como director de datos", ha indicado la compañía en un breve comunicado. "Nos gustaría agradecer a Tayler su servicio en un momento de gran desafío para la empresa", ha añadido.

Alexander Tayler asumió el puesto de consejero delegado interino el pasado 20 de marzo, cuando el consejo suspendió a Alexander Nix, quien asumía este papel hasta el momento en el que se abrió una investigación por la recopilación de forma ilegal de datos personales de más de 50 millones de usuarios de Facebook para apoyar la campaña presidencial de Donald Trump.

Cambridge Analytica utilizó los datos recogidos sin autorización a principios de 2014 para elaborar un programa informático que predijera e influyera sobre las opciones electorales. Los más de 50 millones de perfiles afectados suponen aproximadamente un tercio de los usuarios activos estadounidenses y casi una cuarta parte de los votantes potenciales.

La aplicación que recopilaba los datos era 'thisisyourdigitallife', obra del profesor universitario Aleksandr Kogan, de la Universidad de Cambridge. La empresa de Kogan, Global Science Research (GSR) y Cambridge Analytica pagaron a cientos de miles de usuarios para hacerse pruebas de personalidad y así obtener sus datos para uso académico.

Sin embargo, también recopilaba información de los amigos de Facebook de los sujetos del estudio, con lo que se lograron millones de datos. Las condiciones de uso de Facebook limitan la recolección de datos de amigos para mejorar la experiencia de usuario en la propia aplicación y prohíbe expresamente usarlos para su venta o para publicidad.