Vista del despegue de uno de los aviones de la aerolínea Alitalia.

Vista del despegue de uno de los aviones de la aerolínea Alitalia. EFE

Empresas

Lufthansa, easyJet y Cerberus muestran su interés por Alitalia

Se espera que el Gobierno italiano, que descartó la nacionalización de la aerolínea, tome este mes una decisión final sobre su venta.

La italiana Alitalia ya tiene interesados. La aerolínea, en proceso de venta y gestionada por tres administradores concursales, ha recibido tres ofertas de compra que todavía deben ser examinadas. Los interesados son la británica easyJet, el grupo alemán Lufthansa y el fondo de capital privado Cerberus. 

"Son tres las ofertas recibidas hoy por el estudio notarial Atlante Cerasi de Roma. Los comisarios extraordinarios de Alitalia procederán en los próximos días a su examen", señalaba Alitalia en un comunicado. Este martes se cumplía el plazo para presentar ofertas vinculantes.

La aerolínea easyJet remitió una "expresión de interés revisada" para hacerse con Alitalia si la compañía es reestructurada, como parte de un consorcio, según ha informado la compañía en un comunicado a la Bolsa de Londres, cuya oferta está sujeta a términos de confidencialidad. Los administradores de Alitalia ya recibieron una muestra de interés de easyJet, junto con otras seis ofertas, en el plazo límite establecido para ello, que expiró el pasado 16 de octubre. Con esta segunda muestra de interés, la británica renueva la realizada en octubre. Asegura que la operación es "consistente" con su estrategia en Italia, pero añade que "no hay certeza de que en esta etapa se proceda con ninguna transacción.

Según la prensa local, entre los interesados figuran el grupo alemán Lufthansa y el fondo de capital privado Cerberus, además de la aerolínea británica. La compañía alemana había ofrecido entre 250 y 300 millones de euros por comprar parte de la flota de la aerolínea transalpina.

En venta

El Gobierno de Roma que descartó la nacionalización de Alitalia, prioriza la venta de la que fuera la aerolínea de bandera italiana, que ya pierde dos millones de euros al día.

Alitalia, cuya deuda acumulada asciende a unos 3.000 millones de euros, solicitó en abril de 2017 ser puesta bajo administración extraordinaria, tras el rechazo por parte de la plantilla al nuevo plan de negocio 2017-2021, que incluía medidas para reducir en 1.000 millones de euros sus costes y una reducción de personal.

El Ejecutivo italiano aprobó de emergencia sumar 300 millones de euros al préstamo de 600 millones concedido en mayo para garantizar sus operaciones. La intención del Gobierno de Roma era priorizar la venta de Alitalia en su totalidad, si bien las ofertas presentadas no van en esa línea.

La decisión final sobre la venta de Alitalia se conocerá en abril de 2018 después de que el Gobierno de Roma ampliara el plazo buscando que se mejoren las ofertas.