Molinos, iglús... la oferta de alojamiento no hotelero en Booking ha crecido un 27%.

Molinos, iglús... la oferta de alojamiento no hotelero en Booking ha crecido un 27%.

Empresas

Booking acelera su apuesta por los alojamientos no hoteleros y llega a los 5M

La plataforma asegura que el crecimiento de este tipo de alojamientos, un 27% respecto a 2016, es mucho más rápido que el de otros como hoteles o resorts.

El número de alojamientos no hoteleros que Booking ofrece a través de su web ha aumentado un 27% en el último año, alcanzando el récord de 5 millones de anuncios. En esta categoría se incluyen casas, apartamentos y otras estancias en alojamientos únicos -como los define la plataforma- que se ofertan a través de su web.

La filial del grupo Booking Holdings asegura que este crecimiento "es más rápido que el que han experimentado en la plataforma otro tipo de alojamientos tradicionales como hoteles, moteles o resorts"

Este acelerón llega en un momento clave en la suerte de Guerra Fría -o no tan 'fría', que libra con Airbnb. En las últimas semanas, ambos gigantes del alojamiento online han realizado movimientos estratégicos que orientan sus pasos hacia el negocio del otro. Mientras Booking refuerza el segmento de alojamientos no hoteleros, Airbnb ha puesto en su punto de mira a las agencias de viajes online y ha anunciado una alianza que le permitirá sumar 28.000 establecimientos hoteleros a su plataforma.

Batalla en el mercado de reservas online

Booking, desde su posición de liderazgo -con 1.500.000 millones de noches reservadas cada día en su plataforma-, siempre ha mantenido un mensaje de calma ante la irrupción de plataformas de alquiler de alojamiento entre particulares como Airbnb.

El planteamiento del negocio era “muy diferente”, aseguraba a finales de 2016 su consejera delegada, Gillian Tans. Entre ambas compañías “hay muchas diferencias en la forma en que nos acercamos al producto” y a la experiencia del usuario, defendía entonces la ejecutiva marcando como diferencia que en Booking un viajero podía encontrar un abanico más amplio de opciones, no solo viviendas de particulares. Pero mantener la calma no significa permanecer de brazos cruzados.

Consciente de que los gustos de los viajeros exigen desde hace tiempo diferentes opciones de alojamiento en función del tipo de viaje, la plataforma dio un giro a su negocio hace unos años y empezó a potenciar la venta de habitaciones no hoteleras. En concreto, la plataforma sumó a su catálogo el alquiler de viviendas de particulares en 2013 y en los últimos años ha agregado filtros de búsqueda para que los clientes discriminen entre el alquiler de una casa completa o de habitaciones, un segmento que compite directamente con Airbnb.

En la portada de su web también se ve el esfuerzo por diferenciar las categorías de alojamiento. “Busques lo que busques, lo tenemos…”, subrayan encima de llamativas imágenes de villas, cabañas y casas de campo, apartamentos o apartahoteles… Y en las búsquedas sugeridas por ciudad ofrecen directamente un vínculo al tipo de alojamiento que el cliente podría estar buscando.

En total, esos 5 millones de alojamientos en más de 130.000 destinos y 227 países y territorios en todo el mundo, señala la compañía. Pero la plataforma quiere seguir creciendo. "Necesitamos crecer y tener más propiedades, desde la clásica villa hasta la casa en la playa que quieren nuestros clientes", afirmaba recientemente el consejero delegado de Booking Holdings, Glenn Fogel.

Captura de la web de Booking.

Captura de la web de Booking.

Según la plataforma, cuentan con casi 1,8 millones de alojamientos a nivel mundial y esos alojamientos pueden comercializar habitaciones por separado, con lo que el número de anuncios totales es mayor. Del total, 1,4 millones son alquileres vacacionales como casas, apartamentos y villas, apunta Booking.

En España, tiene 88.052 alojamientos disponibles en su web. De esa cifra, casi la mitad son apartamentos (más de 43.800), mientras que hoteles son sólo 9.739. Completan el catálogo casas y chalets (más de 20.900), hostales B&B (casi 5.700) y apartahoteles (800).

¿Y Airbnb? La plataforma afirma tener 4,5 millones de anuncios en 81.000 ciudades en todo el mundo, que se distribuyen entre habitaciones o alojamientos enteros. En Madrid, la plataforma tiene casi 14.200 alojamientos activos y aún más en Barcelona, casi 18.800, según los datos de Airdna. Aunque muy por detrás, otras ciudades como Sevilla y Málaga han experimentado un crecimientos sustancial en los últimos años, hasta 5.000 y 4.600 alojamientos, respectivamente.

Airbnb pone el foco en las agencias online

Después de plantar batalla a la industria hotelera, la plataforma de alquiler de alojamiento ha decidido dar también una sacudida a las agencias de viajes online (OTA, por su sigla en inglés) como Expedia o Booking. Brian Chesky, cofundador y CEO, las señaló recientemente como competencia directa y se marcó una década para conquistar el mercado de las reservas online. 

Con este objetivo en mente, la plataforma permitirá discriminar en las búsquedas cuatro categorías además de las ya existentes -alojamientos completos y habitaciones-: alojamientos vacacionales, espacios únicos, B&B y hoteles boutique.

Para dar forma a este objetivo, el primer primer paso ha sido firmar un acuerdo con plataforma tecnológica SiteMinder para distribuir hoteles a través de Airbnb y ha arrancado una campaña para convencer a los B&B y hoteles boutique de que su plataforma es la mejor opción para comercializar sus habitaciones a la vista de las comisiones -que pueden llegar a un 30% según señala Chesky en el blog de la plataforma-.

Hasta el momento, los hoteles que se anunciaban a través de la plataforma lo hacían de forma independiente. SiteMinder hace de enlace entre ambos lados, sus clientes hoteleros y Airbnb. Esta plataforma más de 28.000 clientes en su red entre hoteles boutique, grupos hoteleros y otros proveedores de alojamiento. Con este acuerdo, Airbnb comercializará “los negocios de hostelería tradicionales” que cumplan “con los estándares de hospitalidad”, señalaba la plataforma de alquiler.

Según Airbnb, los hoteles boutique han aumentado un 520% en su plataforma en el último año y muestran “mucho interés” en unirse. Con datos de marzo, Airbnb tendría más de 24.000 anuncios de hoteles boutique en la plataforma, alrededor de un 5% del total de anuncios, señala Mario Gavira, director general del metabuscador Liligo.com.