El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino.

El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino. EFE

Empresas

Del Pino sitúa el futuro de Ferrovial en EE.UU, Australia y España

La compañía no se plantea, por ahora, participar en la relicitación de las autopistas de peaje que prepara el ministerio de Fomento. 

Ferrovial mira al año 2018 con cierta optimismo. Considera que “los planes de modernización de infraestructuras en Estados Unidos y Australia, así como el cambio de tendencia de España, favorecen un crecimiento rentable”, según ha explicado el presidente de la compañía, Rafael del Pino

De hecho, el principal objetivo que se ha marcado en su hoja de ruta será la inversión en infraestructuras de Estados Unidos. Tanto es así que, según ha anunciado, las Managed Lanes en Texas, comenzarán a repartir dividendo en el año 2019. 

Unas palabras que ha pronunciado en la Junta de Accionistas de la compañía celebrada este jueves, en la que Del Pino ha calificado el curso 2017 como “un año pisitivo”.  Unos beneficios de 454 millones de euros logrados, sobre todo, gracias a la buena evolución de las distintas líneas de negocio. Además, le han permitido alcanzar una facturación de 12.208 millones de euros, lo que supone un aumento del 13,5% respecto al mismo período del año anterior.

Todo ello en un contexto de recuperación internacional y en el que sus principales activos como son la 407 ETR en Toronto, las Managed Lanes en Texas y el aeropuerto de Heathrow han logrado tener “mayores volúmenes de tráfico, mejores resultados operativos y han repartido más dividendos que el año anterior”, en palabras de Del Pino.

Destaca, sobre todo, la buena evolución de la cartera de proyectos en Servicois y Construcción que ha alcanzado los 32.063 millones de euros. Una cifra “histórica” que procede en un 80% de la actividad internacional de Ferrovial.

Broadspectrum 

La integración de Broadspectrum también ha sido clave en el desempeño de Ferrovial durante el 2017. “Una operación que permite al área de Servicios alcanzar una posición relevante en Australia y Nueva Zelanda, penetrar en Estados Unidos y fortalecer la presencia en Chile. Un proceso que, además, se está desarrollando según lo previsto”, añade.

Una Junta de Accionistas en la que se ha aprobado también la aprobación de la distribución del dividendo mediante el programa Ferrovial Dividendo Flexible. En 2017 destinó a la retribución a sus accionistas un total de 520 millones de euros. De ellos, 218 millones se hará en metálico, y otros 302 millones mediante la recompra y amortización de acciones.  

Brexit y autopistas

Por otro lado, los accionistas han preguntado por los planes de la constructora en torno al Brexit. No es de extrañar dado que la exposición de Ferrovial al Reino Unido es del 32%, y que Del Pino ha calificado de "relevante".

Una posición que se "revisa periódicamente, aunque no hay intención alguna en aumentarla" por la incertidumbre abierta tras el Brexit. Una vez más el presidente de Ferrovial ha reiterado que el mayor efecto que han tenido ha sido la depreciación de la libra, así como la devaluación de sus inversiones -sobre todo al principio- y que ahora hay que esperar. Aunque reconoce que "la incertidumbre" no es positiva para la economía del país. 

Tampoco han querido dar pistas sobre su posición en torno al futuro concurso para relicitar las autopistas radiales de peaje que prepara el Gobierno. Según el CEO de Ferrovial, Íñigo Meirás, "lo analizaremos cuando sepamos las condiciones y veremos si hay una oportunidad de creación de valor. No hay una decisión tomada".