Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña. EP

Empresas

Mutua Madrileña, optimista tras cerrar 2017 con 251 millones de beneficio

Destaca, sobre todo, el área de Autos que es la que mejor evolución ha tenido alcanzando una cuota de mercado del 13,19% con más de 2,9 millones de pólizas.

Mutua Madrileña cerraba 2017 en un buen ejercicio. Sus cuentas presentan un beneficio de 251,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,3% respecto al año anterior. Buenos resultados para un grupo que ha logrado, por primera vez, unos ingresos por primas de 5.005 millones de euros y que supone incrementarlos en un 5,4%.

La rama de No Vida presenta una buena evolución. Destaca, sobre todo, el área de Autos que es la que mejor evolución ha tenido alcanzando una cuota de mercado del 13,19% con más de 2,9 millones de pólizas. Un crecimiento “rentable” que les ha permitido ingresar 1.440 millones de euros en primas. También en Salud ha tenido buen comportamiento, con un aumento del 6,4% hasta los 2.345 millones de euros.

Para el presidente de la compañía, Ignacio Garralda, estos resultados son fruto del esfuerzo de la compañía, y también de haber aprovechado en la rama de Autos la tendencia a incrementar el precio de las pólizas de la competencia. Algo que llevó a Mutua a lanzar en junio de 2016 una campaña de publicidad para captar nuevos clientes, aparejada de una reducción de los precios. Esto se ha traducido en un incremento del 31% en las ventas, y una reducción del coste de póliza para los clientes del entorno del 67% de sus clientes. 

Una campaña que le ha costado críticas veladas por parte del sector pero a las que Garralda resta importancia. A su juicio “son críticas infundadas. La guerra de precios es la constante del mercado, en este y en todos. Los monopolios ya no existen, es un mundo hipercompetitivo y hay que jugar con todas las armas del fair play”.

De cara a los próximos años Mutua Madrileña se ha fijado como objetivo “cubrir todas las necesidades aseguradoras, de ahorro y movilidad” y de sus clientes durante toda su vida. En  ello pretende impulsar el crecimiento rentable en la parte de Hogar y Autos; convertirse en un player más relevante en el mercado de gestoras no bancarias; diversificar apoyándose en el ámbito inorgánico y, por último, asegurar la sostenibilidad de la compañía. 

Garralda también se ha manifestado favorable a los planes del ministro de Economía de separar la actividad de los organismos reguladores y supervisores. Algo que va a afectar a la Dirección General de Seguros (DGS). Esto permitirá, a juicio de Garralda, que “el supervisor sea un supervisor especializado, con lo que habrá uno para banca, otro para bolsa y otro para seguros. Esto parece bastante buena idea. Estamos a favor de esa especialización y autonomía respecto al regulador”, sentencia.