Imagen de un avión de Eurowings.

Imagen de un avión de Eurowings. Reuters

Empresas

Lufthansa potencia Eurowings para aprovechar el tirón del turismo español

España se consolida como el segundo mayor mercado para la aerolínea low cost del grupo alemán y este año espera alcanzar los 40 millones de pasajeros.

El grupo alemán Lufthansa arranca 2018 con el impulso de haber cerrado un ejercicio histórico. Su esfuerzo en modernización y en reducción de costes ha traído buenos resultados, como reconocía recientemente su presidente y CEO, Carsten Spohr, logrando un beneficio neto de 2.364 millones, un 33% más que el año anterior, y 130 millones de pasajeros transportados en todo el mundo.

A este crecimiento ha contribuido una de sus cinco aerolíneas, la 'low cost' Eurowings, que se ha marcado como meta para este año ser la compañía que más crezca en Europa, plantando cara a rivales como Norwegian y Vueling o los mismísimos gigantes de los cielos europeos, easyJet y Ryanair. Y España, su segundo mercado europeo, jugará un rol clave para cumplir con este objetivo.

El momento elegido para pisar el acelerador no podía ser más propicio. En 2017 nuestro país atrajo a 82 millones de turistas extranjeros y la tendencia en lo que va de año sigue siendo positiva, con 8,3 millones en los dos primeros meses de este año. Las aerolíneas reportan mes a mes un aumento sostenido en tráfico aéreo y desde Lufthansa no quieren dejar pasar la oportunidad de potenciar su operación en España para sacar réditos del buen momento que vive el turismo.

"Eurowings, como aerolínea de bajo coste, tiene que crecer y hacerlo de forma rápida como están haciendo otras compañías. Tenemos que recuperar terreno y esa es la motivación detrás de la fuerte apuesta", explica a EL ESPAÑOL Carsten Hoffmann, director general de Lufthansa Group para España y Portugal.

¿Es la 'low cost' un caballo de batalla para seguir creciendo en Europa? "No sé si utilizaría esa expresión", responde el directivo asegurando que la visión del grupo "está clara": por un lado tenemos las aerolíneas regulares (Lufthansa, Swiss y Austrian Airlines) con las que tenemos una apuesta de alta calidad y global y un crecimiento más estable; por otro lado, las aerolíneas de bajo coste, una plataforma con la que pueden capitalizar el buen momento que vive la demanda aérea.

"Vemos que con Eurowings podemos participar en un mercado en crecimiento que vemos que sigue en buena forma después de un año récord de turismo", agrega Hoffmann. "Para participar y captar esta demanda necesitas una plataforma de bajo coste y ese es el rol que juega Eurowings".

En su apuesta por ser "la que más crezca" este año en Europa, la alemana aumentará su capacidad un 60% en toda su red durante la temporada de verano, con 11.600 vuelos adicionales respecto a 2017. El aeropuerto de Palma, su primera base en España, será el que registre mayor crecimiento (un 400%), sumando 2.100 vuelos. 

Y, para crecer, “se necesitan aviones”, reconocía este jueves Hoffmann. La aerolínea tiene actualmente 160 aviones y espera superar los 200 este año. Desde 2016, ha sumado a su flota 33 aviones de la ya quebrada Air Berlin a través de un contrato de arrendamiento (con los que gestiona 23.000 vuelos adicionales al año y puede ofrecer 60 nuevas conexiones) y, recientemente, firmó un acuerdo con Brussels Airlines por el cual incorporará a su flota aviones A340, lo que permitirá a la aerolínea germana ofrecer desde abril más de 1.700 vuelos de larga distancia al año y transportar 450.000 pasajeros adicionales.

En febrero, los últimos datos disponibles, las aerolíneas low cost del grupo Lufthansa -Eurowings y Brussels Airlines- transportaron a 2,3 millones de personas, un 35% más que el año anterior. El grupo alemán no desagrega los datos por compañía en su reporte mensual. En lo que va de año, este segmento ha transportado a casi 4,5 millones de pasajeros, lo que supone un crecimiento de un 31,3% respecto a 2016. 

Estas cifras sitúan a las filiales de Lufthansa al nivel de Vueling (2,3 millones de pasajeros en marzo) o de Norwegian (2,3 millones en febrero), aunque todavía muy lejos de easyJet (5,5 millones en febrero) y Ryanair (9,4 millones en marzo).

Posición en España

En sus quince años de andadura, la aerolínea de bajo coste de Lufthansa se ha hecho un hueco en los cielos europeos y en los españoles. En 2017 consolidó su posición en el mercado nacional con más de 32 millones de pasajeros transportados, un 22% más que el año anterior. Para este año, espera llegar a 40 millones de pasajeros y 5.000 millones en volumen de negocio.

Para lograrlo, la aerolínea quiere pasar sus 160 aviones actuales a más de 200, con lo que podrá sumar 70.000 vuelos a su oferta y 8 millones de pasajeros. 

Desde su llegada a España, "Eurowings tiene como meta conectar los principales aeropuertos del país con el resto de Europa", asegura. La compañía opera desde Alicante, Barcelona, Bilbao, Fuerteventura, Ibiza, Jerez de la Frontera, Lanzarote, Las Palmas/Gran Canaria, Madrid, Málaga, Menorca, Palma de Mallorca, Santa Cruz de la Palma, Tenerife Sur y Valencia.

La aerolínea declara España como mercado estratégico y está centrada en ampliar su ámbito de operaciones. Conecta los 15 aeropuertos nacionales desde los que opera con 58 destinos en Europa y un centenar en 25 países.