COMO LEONES: Juan Roig, presidente de Mercadona, y Antonio Catalán, presidente de AC Hoteles

COMO LEONES: Juan Roig, presidente de Mercadona, y Antonio Catalán, presidente de AC Hoteles

Empresas El merodeador

COMO LEONES: Juan Roig, presidente de Mercadona, y Antonio Catalán, presidente de AC Hoteles

Juan Roig empuja a Mercadona a convertirse este año en 'totaler' de Internet

Los resultados económicos fueron mejores de lo previsto. Mercadona había dicho que sacrificaría dos tercios de su beneficio para lanzarse a invertir. Pero los 1.008 millones invertidos sólo han reducido el beneficio neto de la compañía en un 49%. Incluso cuando intentaban ganar menos han terminado ganando más.

Juan Roig, su presidente, explicó la pasada semana cómo la compañía tendrá de aquí a unos años todas las tiendas con el nuevo modelo de tienda eficiente, a la que internamente llaman 'tienda 8' porque, como todo, aún tiene margen de mejora. En 2018 se invertirán 1.500 millones y en unos años se volverá a crecer en beneficio.

Sin embargo, nadie dudaba de que Mercadona borda la distribución física. El problema es qué pasará con las ventas online. La compañía está siendo muy prudente a la hora de manejar las expectativas y en breve lanzará el proyecto piloto en Valencia, con unos pedidos que no serán preparados en las tiendas sino en unos centros logísticos especializados que se conocen como 'colmenas'. Convertir una "mierda" de web en un éxito es un reto mayúsculo.

¿Por qué despierta tanto interés Mercadona? En parte, por su modelo de 'totaler', que no funciona sin contar con todos los eslabones de la cadena: los clientes ('el jefe'), unos trabajadores que cobran más que la media del sector, o el clúster industrial que se ha formado en torno a los interproveedores y otros proveedores... El éxito o fracaso de su nueva web no es tan importante por las ventas que supone, hoy un 1% de la facturación total, como porque supone, junto con el salto internacional, la última frontera.

Antonio Catalán, presidente de AC Hoteles

Fumata blanca entre los sindicatos y la cadena AC Hoteles. La hotelera se ha comprometido con UGT y CCOO a pagar el alza pactada en los convenios de hostelería se hayan publicado o no en el Boletín Oficial correspondiente.

La situación deriva del retraso en la publicación en los boletines regionales de los convenios que se firmaron en 2016 y 2017, saturados por la falta de personal, y que estaba afectando a los trabajadores de sus establecimientos en Madrid o Cataluña, entre otros.

En un gesto que los sindicatos han celebrado y han tildado de ejemplo para el resto del sector, la la hotelera que preside Antonio Catalán empezará a preparar todas las nóminas para pagar los atrasos desde que los respectivos convenios colectivos se aprobaron.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Logo de la nueva criptomoneda de Faceook.

La Unión Europea investiga a Facebook por "comportamientos anticompetitivos" de Libra

Siguiente