Soraya intenta transmitir tranquilidad en el MWC ante la amenaza de Dubái

Soraya intenta transmitir tranquilidad en el MWC ante la amenaza de Dubái

Empresas

Las telecos cierran filas con Barcelona por ser el "mejor lugar" para el MWC

  • Telefónica, Vodafone y Orange coinciden en que hay que defender a la ciudad condal como epicentro tecnológico y de la industria mundial de los móviles.
  •  
BARCELONA

Noticias relacionadas

No es común que las operadoras coincidan de manera tan evidente y tajante. Pero la situación lo amerita. En la primera jornada del Mobile World Congress, los principales directivos de Telefónica, Vodafone y Orange han defendido sin cortapisas la permanencia del congreso mundial de móviles en Barcelona. Frente a la inestabilidad política, los desplantes de Ada Colau y las manifestaciones callejeras, las tres principales telecos que operan en España han indicado que “Barcelona es el mejor lugar donde el MWC puede estar.

En medio de los rumores sobre una posible marcha a Dubái y las informaciones que apuntan a que el organizador de evento (GSMA) se reunirá en marzo para valorar su continuidad en la Ciudad Condal, las telecos ha tirado de unidad y han dejado claro que no se plantean un Mobile World Congress fuera de Barcelona. Las razones son claras: Barcelona no se puede permitir la pérdida de un impacto económico cercano a los 500 millones de euros por la llegada de más de 100.000 asistentes.

El primero en manifestarse públicamente fue José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica que defendió a Barcelona como capital del congreso. Pallete recordó que Barcelona es una ciudad que cuenta con "uno de los mejores equipos de fútbol del mundo" y recordó el compromiso de la ciudad, su arte, sus infraestructuras y otros aspectos valorados por John Hoffman, el CEO de la patronal mundial del móvil, la GSMA, que organiza el MWC.

El presidente de Telefónica también habló de España como puente con América Latina, como país que salió de la crisis con un gran crecimiento, el mayor de Europa, capaz de aprovechar las nuevas reglas del mundo digital y que ha desarrollado más fibra que la suma de muchos otros grandes países europeos. Animó, asimismo, a disfrutar del MWC a los asistentes.

Vodafone y Orange

En esta misma línea se pronunciaron los principales directivos de Vodafone. Su consejero delegado en España, Antonio Coimbra, indicó el domingo en conversación con periodistas que España no puede permitirse perder el Mobile World Congress y que hay que buscar estabilidad institucional y hacer todo lo posible por retenerlo en España.

Del mismo modo, el consejero delegado del grupo Vodafone, Vittorio Colao, ha hecho esta mañana una defensa cerrada para que el Mobile World Congress (MWC) continúe en Barcelona, asegurando que “Barcelona es el lugar adecuado para la celebración” del congreso.

“El MWC se identifica prácticamente con Barcelona, y es prácticamente imposible separarla de la ciudad porque esta ha hecho un trabajo fantástico”. “Este es el lugar. No deben pensar en trasladarlo”, ha dicho, recordando que Barcelona tiene el completo apoyo del grupo Vodafone.

Un buen trabajo

Colao también ha dicho que ayer estuvo sentado al lado de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la cena institucional del MWC, y que le trasladó “el magnífico trabajo” que hacen en la ciudad "es maravillosa" para organizar el congreso.

Por su parte, Orange también se ha posicionado a favor del Mobile World Congress en Barcelona. La operadora francesa suscribe los puntos de sus competidores, defendiendo la permanencia del congreso en la ciudad catalana.  A la espera de una declaración oficial, la operadora ha confirmado a El ESPAÑOL que cierran filas a favor de que el congreso se quede en Barcelona.