Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, junto al CEO del grupo, Javier Hidalgo.

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, junto al CEO del grupo, Javier Hidalgo.

Empresas

Globalia avanza un vuelco "vertiginoso" en sus cuentas y nuevo hangar en Madrid

El presidente del grupo, Juan José Hidalgo, afirma que la conectividad con Ryanair ya está lista y comenzará en los próximos días.

Palma de Mallorca

La plana mayor de Globalia ha dado la bienvenida a su nuevo avión, un Boeing Dreamliner 787-9 con el que la aerolínea inicia la segunda fase de renovación de su flota de largo radio. 

"Me quedan pocos discursos ya", ha afirmado Juan José Hidalgo, que se prepara, poco a poco, para su salida de Globalia. El presidente del grupo turístico asegura que está bien, no hay prisa, pero reconoce que "quiere estar cada vez menos encima de las cosas" y que son sus hijos, con Javier al frente del grupo como consejero delegado, los que tienen que tomar las decisiones "y equivocarse", algo que el patriarca familiar considera necesario para aprender. 

El presidente de Globalia asegura que el grupo cerró el ejercicio de 2017 con un vuelco "vertiginoso" en sus cifras. Después de un 2016 que dejó pérdidas por casi 18 millones, Hidalgo ha dado a entender que los resultados que comunicarán próximamente "son buenos". 

Para este año, con Air Europa se van a centrar en Centroamérica y Sudamérica, destinos en los que la compañía lleva varios años centrando su foco y que aún quieren afianzar antes de volver a intentar el mercado asiático. En los últimos meses, la aerolínea de Globalia ha iniciado rutas hacia Recife, en Brasil, y Guayaquil, en Perú.

"Para hacer más destinos tenemos que tener más manos. Estamos apostando por Centroamérica, y aún nos faltan países que cubrir como México, Panamá o Chile, de momento tenemos que centrarnos en crecer en esos destinos", ha asegurado Hidalgo a periodistas durante la presentación de su nuevo avión, un evento en el que ha estado apoyado por sus hijos, María José -directora general de Air Europa- y Javier, además de otros ejecutivos de la compañía y autoridades.

Hidalgo tiene claro que China es un destino "al que hay que volver, pero tenemos que tener más armas y planificarnos para crecer. Por ejemplo, tenemos que decidir si soltamos o no más aviones Airbus, como dos que íbamos a dejar y al final no lo hemos hecho. Si tenemos más aviones, a lo mejor podemos abrir más frentes".

Otro de los frentes abiertos es el conflicto político en Cataluña, que también ha golpeado a Air Europa. Aunque sin concretar cifras, el presidente de Globalia ha reconocido "una bajada fuerte" en las líneas que conectan Palma con Barcelona y Palma con Madrid. "También se ha notado en cancelaciones desde Tel Aviv y Rusia", ha señalado. "El nivel aún sigue bajo, pero esperamos levantar el vuelo con la llegada de la primavera".

Hangar en Madrid para 2019

La construcción de un hangar en Madrid es otro de los planes que en el medio plazo maneja Air Europa. Según Alberto Linés, director de mantenimiento del grupo, la idea es tenerlo operativo durante el segundo semestre del próximo año, aunque la compañía se habría encontrado algunos problemas durante la tramitación de los permisos que habrían retrasado el proceso.

"En Madrid hemos tenido muchos problemas a nivel administración para conseguir los permisos que nos permitan construir un hangar. Llevamos tres años de papeleo y ahora que íbamos a empezar la obra un grupo ecologista lo ha parado", afirma el presidente de la compañía. "Tenemos el presupuesto listo y todo adjudicado, pero estamos en un país lleno de papeleo".

Al igual que con el hangar de Mallorca, que la aerolínea inauguró en 2006, Air Europa prevé dar servicio de mantenimiento a otras compañías una vez esté operativo. Aun así, destaca Linés, el crecimiento de la aerolínea "ha sido tan fuerte que por el momento sólo pueden cubrir sus propias necesidades", por lo que aún no se ofrece este servicio a terceros. Cuando esté operativo, el de Madrid dará soporte a los aviones que se encargan del largo radio y el de Palma cuidará de los Boeing 737 y los Embraer que realizan las rutas de corto radio.

Linés ha destacado que, con la llegada de los nuevos aviones, Globalia contará con la flota "más moderna no sólo por edad, también por tecnología". Al Airbus Dreamiliner 787-9 que la compañía ha presentado este lunes con un vuelo inaugural a Mallorca se sumarán otras 15 unidades en los próximos cuatro años. El siguiente lo recibirán en abril; otros cuatro en 2019; cinco en 2020; dos en 2021 y los tres últimos durante el primer semestre de 2022. Con estos 16 aviones, Air Europa sumará 24 nuevas aeronaves y completará la segunda fase de renovación de su flota transoceánica, una operación que inició hace dos años con la llegada del primer Boeing 787-8.

Alianza con Ryanair

Respecto a la alianza con la irlandesa Ryanair para alimentar sus vuelos de largo radio, Hidalgo ha asegurado que el proceso está listo y que "la próxima semana empezará a funcionar la conectividad, ya que los sistemas de ambas compañías ya están integrados". 

La primera fase de la alianza implica la venta de los billetes de Air Europa a través de la web de Ryanair a cambio de una comisión, algo que permite a la española fortalecer sus conexiones hacia Latinoamérica, aunque sin operar bajo código compartido. 

Desde la página web de la irlandesa ya pueden adquirirse billetes de largo radio operados por la aerolínea de Globalia, pero en las próximas semanas incluirá toda la programación de la española. 

Según Hidalgo, la integración de los sistemas de ambas compañías permitirá la venta de billetes de conexión con los vuelos de larga distancia de Air Europa desde 40 o 50 provincias europeas en las que opera la compañía de bajo coste irlandesa.

En su última visita a Madrid, el CEO de Ryanair, Michael O'Leary, señaló como posibilidad ampliar la alianza con Air Europa y sumar otros aeropuertos de la red de la española. El acuerdo permite por el momento hacer las conexiones a través del 'hub' de Air Europa en Barajas.

"Espero que el acuerdo no se quede en una primera fase, sino que podamos ampliar nuestra colaboración en el ámbito turístico y generar sinergias en otras ramas de la operación como los servicios en tierra (handling) y mantenimiento, para crecer juntos en los próximos años", señaló O'Leary a periodistas.

Crecer en hoteles e interés en el transporte ferroviario

El presidente de Globalia tiene una meta clara: seguir invirtiendo en hoteles. La cadena del grupo, Be Live Hotels, acaba de sumar su quinto establecimiento en Cuba y está mirando nuevas aperturas en Santo Domingo.

"Cada vez que hay una oportunidad, se aprovecha. Ahí se puede crecer más, es más fácil que con la aerolínea, y quiero hacerlo", ha asegurado Hidalgo. "Comprar hoteles y crecer es más sencillo. Estamos mirando, sobre todo, zonas turísticas y en los mercados donde estamos presentes para apoyar toda la operación".

Otra de las patas de negocio que Globalia tiene sobre la mesa es su entrada en transporte ferroviario de pasajeros ahora que la liberalización del sector es casi una realidad. Aun así, ha insistido Hidalgo, es importante ver en qué condiciones se hace. Cuando se planeó una posible apertura parcial del mercado, Globalia solicitó y obtuvo la licencia de transporte de viajeros, pero con el cambio de ministro en la cartera de Fomento y la llegada de Íñigo de la Serna, la licitación impulsada por su antecesora, Ana Pastor, quedó pospuesto hasta 2020. Globalia quiere jugar un rol protagonista en la liberalización de este sector, como ya hizo con el del transporte aéreo, pero por el momento su presidente se muestra cauto.

"Estoy interesado, pero como no tengo nada en mis manos en lo que basarme, tengo que esperar", ha apuntado Hidalgo, subrayando que todo lo que sea una oportunidad para que el grupo crezca está en su foco de interés. 

No le interesa, sin embargo, vender su participación. Hidalgo ostenta la mayoría en el capital de Globalia con casi un cupo de casi el 52% y tacha de "bobadas" los recurrentes rumores sobre el interés de terceros en adquirir su participación. "Que los pequeños accionistas hagan lo que quieran. Juan José Hidalgo no va a vender", ha sentenciado.