Puerto de Indias fue pionera en el lanzamiento de la ginebra de fresa.

Puerto de Indias fue pionera en el lanzamiento de la ginebra de fresa.

Empresas Bebidas espirituosas

El furor por la ginebra de fresa que emocionó a Beefeater, Larios y Mercadona

Desde que Puerto de Indias reventara el mercado, nadie se resiste a subirse a la ola de los destilados rosé para acercarse a "jóvenes inquietos".

La ginebra se postula como la reina de la fiesta y está a muy poco de arrebatarle el trono al whisky. Las marcas están al tanto y se baten el cobre para ser las primeras a la hora de elegir qué ginebra se bebe. Y eso implica subirse también a la ola de las innovaciones de éxito.

Una de las claves es que corren buenos tiempos para el sector de las bebidas espirituosas. En este sentido, durante 2016 se comercializaron 214 millones de litros de estas bebidas, un 4% más que el año anterior.

Un sector que sigue liderando el whisky, con un 27%, pero que está seguido muy de cerca por la ginebra, con un 22%. Después, el ron, con un 16%, y los licores, con un 13%, se encuentran también entre las categorías más consumidas.

Como innovación de éxito, destacan los destilados rosé y, en concreto, la ginebra rosa o ginebra de fresa, con la que la sevillana Puerto de Indias reventó el mercado en 2013.

Pero, ¿quién está detrás de esta compañía? Hay que remontarse hasta 2009 para dar con los hermanos José Antonio y Francisco Rodríguez, constructores afectados por la crisis que decidieron ese año dar el paso al negocio de los licores. En 2013, lanzaron la primera ginebra de fresa del mercadoDespués, vino todo lo demás.

Una creación "fruto del azar"

La creación de los hermanos Rodríguez es hoy imitada por las grandes marcas del sector. Una creación que nació "fruto del azar", explican desde la compañía a EL ESPAÑOL. "El objetivo inicial fue macerar fresas de temporada en alcohol y comercializarlas como complemento de repostería. Sin embargo, la prueba no obtuvo el producto esperado. Por este motivo, y para aprovechar el alcohol conservado en fresa, se destiló con una ginebra ya elaborada previamente", apuntan. El resultado: una ginebra "muy diferente", que no contaba con ningún precedente en el mercado.

De hecho, esta ginebra no solo está presente en todo el territorio nacional, sino en gran parte de Europa y en países como Canadá, México, Guatemala, Costa Rica o Israel. "Ya tenemos un gran número de acuerdos cerrados para entrar en nuevas zonas y próximamente pondremos en marcha un importante plan de expansión tanto en Europa, como en Estados Unidos y América Latina", apuntan.

Un plan relacionado con que este mismo miércoles la marca anunciaba que había vendido el 66% de la compañía a el fondo de capital riesgo HIG Europe por 110 millones de euros, con el objetivo de "acelerar su crecimiento fuera de España". La andaluza está satisfecha: "Este paso va a suponer un refuerzo considerable a nuestra expansión, que va a permitirnos llegar aún más lejos y de forma más ágil". 

En 2016, últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, Alcores Carmona S.L., la sociedad de Puerto de Indias, facturó 24,8 millones de euros y obtuvo un beneficio de 5,7.

Desde Mercadona hasta Beefeater

"Desde que comenzamos nuestra andadura con la creación de la primera ginebra de fresa del mercado hemos tenido que convivir con la competencia", cuentan desde Puerto de Indias. Tras la pionera, marcas como la malagueña Larios vieron hueco en lo que hoy es prácticamente una subcategoría dentro de las ginebras. Así, lanzó al mercado Larios Rosé en septiembre de 2015.

De hecho, el 'boom' es tal que incluso las cadenas quieren invertir en él con sus marcas blancas. En esto ha querido apostar Mercadona que presentó su Sheriton Strawberry en enero de 2016, fabricada por José Estévez.

La última en hacerlo ha sido Beefeater, que esta semana ha lanzado al mercado su versión Beefeater Pink, una bebida que de momento solo estará presente en el mercado nacional y que está destinada a "jóvenes inquietos que buscan descubrir cada día algo nuevo", dice la marca de Pernod Ricard.

"Que las grandes multinacionales del sector se hayan fijado en nuestro producto y realicen sus propias versiones, tras varios años de no aceptar esta nueva categoría de ginebras, nos hace establecernos aún con más fuerza en el mercado", aseguran desde Puerto de Indias.

Nadie quiere dejar escapar la oportunidad de subirse a la ola de los destilados 'rosé'. Está por ver quién se queda con más trozo del pastel.