Sede de Iberdrola, en Bilbao.

Sede de Iberdrola, en Bilbao.

Empresas

Iberdrola invertirá 32.000M y prevé ganar entre 3.500 y 3.700M entre 2018 y 2022

Más del 90% de las inversiones se destinará al negocio de Redes, Renovables y Generación contratada en México, unidades que sumarán el 80% de su Ebitda para 2022.

Iberdrola tiene nueva meta de inversión para el período 2018-2022. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán invertirá 32.000 millones en esos cuatro ejercicios, lo que le permitirá sentar las bases para un crecimiento sostenible futuro, según ha anunciado este miércoles la compañía. La cifra supone un aumento de 2.000 millones respecto al plan anterior, que tenía como horizonte el año 2020.

La compañía espera alcanzar en 2022 un beneficio neto de entre 3.500 y 3.700 millones de euros y mantener su política de remuneración al accionista, creciente en línea con los resultados. El beneficio neto esperado implicaría alcanzar un dividendo de 0,4 euros brutos por acción al final del plan.

De acuerdo a la presentación remitida al regulador, más del 90% de las inversiones previstas para dicho periodo se destinará a los negocios de Redes (50%), Renovables (37%) y Generación contratada en México (4%), áreas que aportarán más del 80% del resultado bruto de explotación (Ebitda) en 2022.

"El plan es totalmente coherente con nuestra estrategia de los últimos años, al tiempo que aprovecha las oportunidades que brinda el nuevo entorno digital. En esencia, continúa centrando el crecimiento en oportunidades específicas de negocios regulados y con contratos a largo plazo, que ofrecen visibilidad de los ingresos, mantienen una cartera de proyectos diversificada geográficamente y permiten un mayor crecimiento más allá de ese marco temporal”, ha indicado Galán.

Impulso a la capacidad renovable

Según indica la compañía, un 75% de las inversiones previstas "está ya comprometida o prácticamente asegurada". "No son sueños, son hechos", ha señalado Galán durante su presentación del plan a los analistas. Por divisas, un 38% se ejecutará en dólares, un 25% en euros, un 19% en libras esterlinas y un 18% en reales brasileños.

Gracias a estas inversiones, la compañía prevé incrementar su potencia renovable un 24% respecto al cierre de 2017, hasta los 36.200 megavatios (MW). También aumentará su capacidad de almacenamiento, que pasará de los 80 gigavatios hora (GWh) actuales a 100 GWh al final del periodo (+25%).

Por lo que respecta al negocio de Redes, la inversión llevará a un crecimiento del 38% en su base regulatoria de activos, alcanzando los 40.000 millones respecto a 2016, especialmente en Brasil y Estados Unidos.

Además, la capacidad de generación contratada aumentará hasta los 10.600 MW, un 82% más que la actual. Respecto al negocio comercial, el número de servicios a clientes crecerá en nueve millones, hasta alcanzar los 32 millones en 2022 (+40%).

La intención del grupo, una vez finalizado este período, es mantener inversiones en curso por valor de 9.000 millones, "lo que permitirá continuar incrementando los resultados más allá de 2022".

Previsión de beneficios 2018-2020

Según las previsiones del grupo, el plan estratégico 2018-2022 situará el beneficio bruto de explotación (Ebitda) entre los 11.500 y los 12.000 millones al final del período. Además, se espera que el 84% del Ebitda para 2022 provenga de actividades reguladas o con contratos a largo plazo.

Por negocios, y sobre el rango de 11.500-12.000 millones de euros, la contribución al Ebitda de Iberdrola será, según prevé la eléctrica: Redes aportará el 50%; Renovables, el 27%; Generación y comercial, el 16%; y Generación contratada, el 7%.

La empresa espera que la eficiencia, medida con el ratio gasto operativo neto sobre margen bruto, mejorará en 2022 desde el 31% de 2017 al 26%, suponiendo un ahorro acumulado superior a los 1.000 millones de euros en el período.