Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Empresas

Iberdrola gana 2.804 millones en 2017, un 3,7% más, apoyado en no recurrentes

El resultado se apoya en el negocio de Redes, sobre todo en Estados Unidos, y en la integración de Neoenergia en Brasil, y a pesar de la sequía en España que ha afectado al negocio de Generación.

Iberdrola ganó 2.804 millones en el ejercicio de 2017. La cifra supone un descenso de un 3,7% respecto al beneficio neto alcanzado en 2016, de 2.705 millones, y está por encima del consenso del mercado.

Según la compañía, este beneficio viene apoyado en el negocio de Redes, sobre todo en Estados Unidos, y Renovables; así como a la integración de Neonergia en Brasil desde septiembre, a pesar del mal resultado de la generación en España por el fuerte impacto de la sequía.

La eléctrica detalla que durante 2017 registraron una serie de efectos no recurrentes, negativos y positivos, que han tenido un impacto conjunto sobre el beneficio neto de 1.455 millones y 1.544 millones, respectivamente. Entre los positivos está el efecto de la reforma fiscal en Estados Unidos, aprobada en diciembre, y que ha supuesto ingresos por 1.288 millones; y un efecto extraordinario derivado de la fusión de Siemens Wind Power y Gamesa, que aporta a la compañía otros 251 millones.

Entre los negativos, en tanto, Iberdrola reconoce el impacto de las condiciones operativas "extremadamente complicadas" en España, que ha tenido uno de los años más secos registrados; que el clima suave en Reino Unido ha afectado al negocio de Generación y Clientes -con caída de la demanda, problemas operativos y de morosidad-; o las tormentas que se han producido en EEUU y que han supuesto un impacto de 109 millones. Además, el tipo de cambio ha restado 186,4 millones a su Ebitda.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) en el período fue de 7.318 millones, lo que supone una caída de un 7,7% frente al ejercicio anterior, lastrado especialmente por el efecto negativo de las condiciones meteorológicas en España y la evolución del negocio liberalizado del Reino Unido. El consenso de los analistas preveía una caída de un 5,8%. 

Por negocios, el Ebitda de Redes aumentó un 3,6%, hasta 4.228 millones de euros, y el de Renovables creció un 6,1%, hasta 1.592 millones de euros.

Sin embargo, el área de Generación y Clientes, lo redujo un 29%, hasta 1.601 millones de euros, debido a la escasa producción hidroeléctrica en España por efecto de la sequía, así como a los menores márgenes y mayores gastos por obligaciones gubernamentales en Reino Unido.

En 2017, las inversiones alcanzaron los 5.891 millones de euros, un 38% por encima de las de 2016, que se centraron en los negocios regulado, de energías renovables y de generación mediante contratos a largo plazo. Un 72% del total se destinó a crecimiento.

El año pasado, la filial de Iberdrola en Estados Unidos (Avangrid) aumentó su beneficio neto ajustado un 6%, hasta los 682 millones de dólares (553,8 millones de euros).

PROPONDRÁ UN DIVIDENDO DE 0,32 EUROS POR ACCIÓN

La compañía propondrá a la junta general de accionistas, convocada para el próximo 13 de abril, una remuneración anual con cargo a 2017 de 0,32 euros brutos por acción, un 3,2% más que en 2016.

En concreto, la energética dará una remuneración complementaria con cargo al ejercicio 2017 de hasta 0,18 euros brutos por acción, que se añade a los 0,14 euros brutos por acción abonados el pasado mes de enero en concepto de dividendo a cuenta de los resultados de 2017.

Por otra parte, la deuda financiera neta ajustada del grupo se situó a cierre de 2017 en los 32.856 millones de euros, principalmente por la integración de Neoenergia y de las inversiones acometidas en el ejercicio. El apalancamiento financiero ajustado aumenta hasta el 43,4%, respecto al 42% a 31 de diciembre de 2016.