Imagen de archivo de un cliente operando en un cajero.

Imagen de archivo de un cliente operando en un cajero.

Empresas

La banca española se incorpora al sistema europeo de transferencias inmediatas

Siempre que el importe sea inferior a 15.000 euros, el dinero llegará a la cuenta en menos de 20 segundos.

Desde este miércoles no importa cuándo quieras realizar una transferencia bancaria: si vas a traspasar a otra cuenta hasta 15.000 euros, la operación se realizará en unos pocos segundos.

Y es que varios bancos españoles se han sumado a un sistema europeo que permite que las transferencias bancarias sean inmediatas, independientemente del día del año y la hora.

Entre las entidades que ya han puesto este servicio a disposición de sus clientes están Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Abanca.

Bankinter, en cambio, confirma que aún está probando el sistema,pero ofrece a sus clientes la posibilidad de hacer transferencias instantáneas a través de Bizum.

Siempre que el importe sea inferior a 15.000 euros y que se realice con el código IBAN, el dinero llegará a la cuenta de destino en menos de 20 segundos. En el caso de que la transferencia supere dicho límite, la operación se realizará como hasta ahora.

El sistema llevaba en pruebas desde finales de noviembre, y los bancos deberán aplicarlo como máximo a finales de este año, aunque desde el sector financiero explican que “los grandes bancos están preparados tecnológicamente como para adaptarlo de inmediato”.

De hecho, el proyecto ha sido impulsado por el Banco Central Europeo (BCE) y se enmarca dentro de lo que se ha denominado ‘pasarela de interoperabilidad en transferencias inmediatas’.

Más de medio millar de entidades adheridas en varios países

De momento, y a pesar de que el objetivo es que esté implantado a finales de año, ya se ha adherido a este sistema más de medio millar de entidades financieras de varios países, entre ellos España, Alemania, Italia y Holanda. Próximamente se irán incorporando los bancos de nuevos países.

Ahora bien, cada banco será libre para decidir el coste que aplicará a este servicio: parte del mercado apuesta por su gratuidad, mientras que otros expertos creen que sí estarán sujetas a un coste que dependerá de cada entidad.

En los primeros dos años, podría acarrear un coste de unos 20 céntimos por operación y posteriormente la cifra podría elevarse hasta 50 céntimos. No obstante, todo dependerá de la política comercial de cada banco.