Antonio Huertas, presidente de Mapfre, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017.

Antonio Huertas, presidente de Mapfre, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017.

Empresas

Mapfre dispone de 200M para comprar inmuebles e invertir en renta variable

Huertas confía en que Bankia cumpla con sus contratos en seguros tras integrar BMN.

La aseguradora Mapfre lo pasó mal durante los huracanes caribeños del pasado verano. “El 19 de septiembre estábamos muy nerviosos”, reconocía su presidente, Antonio Huertas, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017.

Pero todo parece haber vuelto a su curso tras asumir el pago de más de 1.000 millones de indemnizaciones y mitigar el impacto sobre las cuentas de la entidad. “Hicimos un esfuerzo extraordinario en octubre, noviembre y diciembre. Nada casual. Solo potenciamos los resortes que tenemos”, concluía su comparecencia ante los medios.

El resultado de ese esfuerzo le servía a Huertas para alardear de que la multinacional aseguradora española había logrado “el mejor trimestre de nuestra historia”, con 256 millones de euros de beneficio neto, que ayudaban a alcanzar esos 701 millones de beneficios al cierre del ejercicio 2017.

Operación para ganar más en Brasil 

A partir de aquí, Mapfre ha comenzado el presente ejercicio dando un paso adelante en el exterior, como ha sido el acuerdo de intenciones alcanzado esta misma semana con Banco do Brasil (BB). Una operación que la aseguradora pretende “completar en breve”, apuntaba Huertas.

“Tenemos plena confianza en Brasil. Por eso vamos a invertir más e incrementar el perímetro para obtener más beneficios. Además, tendremos más capacidad de acción e impondremos la marca Mapfre”, resumía el presidente de la aseguradora española al hablar de las variables que se manejan. El objetivo es quedarse con el 100% del ramo No Vida, derivado del negocio generado por la red agencial, y el área de automóviles y grandes riesgos del canal bancario de BB.

No quiso Huertas adelantar cifras sobre esta operación -“eso lo dejamos para el final”, decía-, pero dejaba caer que, en los últimos 7 años, los beneficios para Banco do Brasil como socio de Mapfre en el beneficio asegurador en el coloso latinoamericano han sido superiores a 400 millones de euros. Hasta el pasado 31 de diciembre de 2017, el mercado brasileño aportaba a Mapfre primas por 4.547 millones de euros, con un incremento del 3,5% respecto al ejercicio anterior.

Cartera de inversiones

Además del futuro acuerdo en Brasil, Mapfre prevé variar, aunque sea mínimamente, su cartera de inversiones, tras reducir un 8,3% sus ingresos financieros en 2017. Entre esas variaciones, señalaba Fernando Mata, consejero y director financiero del grupo asegurador, las de “destinar 200 millones de euros a compra de inmuebles e inversión en renta variable".

El pasado ejercicio, las operaciones inmobiliarias se saldaron con 70 millones de euros menos de ingresos. Mapfre también ha estudiado inversiones en infraestructuras, pero, se lamentaba Mata, “no hemos podido cerrar ninguna operación”.

Al cierre de 2017, el grupo Mapfre sumaba inversiones y tesorería por casi 49.800 millones de euros, de los que cerca de 42.000 (el 84%) correspondían a renta fija, con 27.400 millones en deuda pública soberana (16.000 millones de España). Casi 2.000 millones en caja, otros tantos en inmuebles y cerca de 4.000 millones en renta variable y fondos de inversión.

Expectativa ante la integración Bankia-BMN 

Respecto a los acuerdos exclusivos que Bankia tiene con Mapfre en el negocio de bancaseguros, Antonio Huertas mostraba su confianza en que la entidad  presidida por José Ignacio Goirigolzarri cumpla “con sus obligaciones contractuales”. Respondía así al acuerdo que mantiene BMN -ya integrado en Bankia- con Aviva, y las dudas de que Bankia vaya a mantener acuerdos futuros con dos aseguradoras.

“Estamos muy tranquilos. Entiendo que Bankia va a hacer lo mejor para sus intereses pero también para cumplir con sus obligaciones contractuales, como ha hecho siempre, y que habrá que esperar a que culmine la integración entre Bankia y BMN para que vayan encajando todas estas cosas”, argumentaba Huertas.

Además del mercado brasileño, Antonio Huertas también aprovechó su comparecencia ante los medios para hacer un repaso a la situación por la que atraviesan algunos países en los que Mapfre tiene fuerte implantación. “2018 será el año de México”, se atrevía a avanzar el presidente de la aseguradora.

Corrección de errores en México

Llevamos márs de 20 años y hemos ganado mucho dinero allí”, decía, pero reconocía que se habían podido producir “errores de gestión” en los últimos años. Algo que se ha reconducido con un nuevo equipo.

A partir de aquí, y sin menoscabar los altos grados de delincuencia y corrupción que existen en el país azteca, destacaba Huertas el valor futuro que tiene la existencia de “50 millones de personas con menos de 30 años”.