María Marsans, en el centro, en su finca toledana de La Verdosa.

María Marsans, en el centro, en su finca toledana de La Verdosa.

Empresas Reordenación societaria

Cambios en Acciona: reorganización completa del pacto parasocial

Pese a los cambios, los acuerdos en el seno de la compañía familiar se mantienen vigentes como hasta ahora.

La organización accionarial de Acciona se ha visto alterada al inicio del ejercicio 2018. Hasta ahora, el reparto del grupo constructor y de servicios había quedado atado y bien atado, en virtud del pacto alcanzado en 2011 entre los herederos de los dos hermanos del fundador, José María y Juan Entrecanales.

Los primos se repartían el 53,9% de la compañía. Los Entrecanales Domecq -con el presidente José Manuel a la cabeza y sus cinco hermanos- ostentaban el 26,1%, y los Entrecanales Franco, con Juan Entrecanales al frente, se quedaban con otro 27,8%. Lo hacen a través de Wit Europese Investering y Tussen de Grachten, respectivamente.

Sociedades holandesas

Dos sociedades holandesas (las BV, semejantes a las sociedades anónimas españolas) utilizadas por grandes patrimonios para aliviar la carga fiscal del cobro de dividendos. Se constituyen con un capital mínimo de 18.000 euros y con acciones que no son libremente transferibles. Para domiciliar una de estas sociedades holding solo se requiere su registro y acreditar una sede física o virtual en Holanda.

Y, hasta ahora, en una de estas sociedades -Wit, la que encabeza el presidente de Acciona- quedaba integrado el 5,31% del capital que, en virtud del referido pacto parasocial, acreditaban María Esperanza Marsans -la segunda esposa y viuda de José María Entrecanales Azcárate, y sus dos hijos, Alejandro y Mariana-.

Los Entrecanales Marsans cambian la fórmula

Ya no. Los Entrecanales Marsans han decidido aflorar ese capital de manera independiente, justo cuando se cumplen 10 años del fallecimiento de José María Entrecanales. María Marsans, fundadora de Papelmanía, es propietaria, junto a sus hijos, de la finca La Verdosa, en la localidad toledana de Santa Cruz de Retamar, donde tiene su sede Bodegas Arrayán.

Una escueta información adicional en el hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), remitido por Alejandro Entrecanales Marsans -el hijo mayor de María Marsans-, señalaba que “la sociedad (La Verdosa) ha pasado a ser accionista significativo directo tras una reestructuración societaria del Grupo familiar de D. José María Entrecanales de Azcárate”.

La Verdosa, de 2 millones de pérdidas a 10 de beneficio  

Así, ya obra en poder de Alejandro Entrecanales, de manera separada, el paquete de 3,15 millones de acciones, equivalente al 5,5% de Acciona (el 5,31% más el 0,19% que ya estaba declarado), con un valor actual de mercado de 230 millones de euros. Lo hace como poseedor de la mayoría de los derechos de voto en que está dividido el capital de La Verdosa.

Esta sociedad, que en 2015 perdía 2 millones de euros, según la consulta realizada por EL ESPAÑOL en el Registro Mercantil, lograba beneficios de 10 millones de euros en 2016, gracias al incremento notable de los ingresos -de 277.642 euros a 11,8 millones-, en su mayoría procedentes de los dividendos percibidos de Wit Europese Investering, la instrumental holandesa a través de la que el presidente de Acciona y sus hermanos atesoran el 26,1% de la constructora.

El movimiento accionarial de la familia Entrecanales Marsans tuvo una respuesta inmediata por parte de Acciona. Un día después, el 26 de enero, el grupo presidido por José Manuel reconocía la “reorganización interna” de La Verdosa y aprovechaba para señalar que los términos del pacto parasocial de estabilidad de 2011 no se modificaban, “manteniendo cada uno de sus firmantes plena libertad de voto sin que, por tanto, exista concertación alguna en cuanto a la gestión de Acciona”.

O sea, que las acciones de María Marsans y sus hijos dejaban de estar bajo el paraguas de Wit Europese Investering, la instrumental controlada por el presidente del grupo constructor.

El presidente también mueve ficha

No era la única decisión que salía del núcleo duro de Acciona. El mismo día que los Entrecanales Marsans movían ficha para aflorar ese 5,5% de manera independiente -y que podría desembocar en la petición de un asiento en el consejo de administración-, José Manuel Entrecanales dejaba a 0 el 0,185% del capital que, a título particular, tenía en Acciona de manera indirecta, a través de la sociedad Lizard Global Investments.

Un total 105.915 acciones de Acciona -transferidas desde Lizard a otra sociedad “no controlada” por Entrecanales, a través de una ampliación de capital- valoradas, en el momento del traspaso, a un precio de 69,82 euros, en 7,4 millones de euros.

El último movimiento para engordar Lizard de títulos de Acciona, antes de proceder a su venta, lo realizaba Entrecanales hace un mes cuando ejercía la opción para tomar 65.060 acciones de la constructora, a un precio unitario de 69,91 euros, en virtud Plan de Entrega de Acciones y Opciones sobre Acciones 2014-2019. En este caso, el cobro se correspondía con el trienio 2014-2016.

No es la primera vez que José Manuel Entrecanales realiza un movimiento similar, de dilución total de las acciones que, a título personal, ostenta en la empresa que preside. Entre julio y agosto de 2014 se desprendía de 53.250 acciones en el marco de la liquidación de la sociedad familiar Drazil Blue.