Imagen de archivo de un avión de Norwegian.

Imagen de archivo de un avión de Norwegian.

Empresas

Norwegian refuerza su apuesta por Barcelona y se muda al lado de Vueling

La 'low cost' noruega ha alquilado una oficina en el mismo polígono que la española en la que se instalará durante el tercer trimestre del año.

La aerolínea de bajo coste Norwegian refuerza su posición en Barcelona. La compañía ha anunciado el traslado de su sede corporativa actual de la antigua torre de control cercana a la terminal 2 del aeropuerto de Barcelona a un edificio en el polígono Mas Blau II en El Prat, donde actualmente tiene su sede en España Nike.

Con este movimiento, la aerolínea casi triplica el espacio actual de sus oficinas en España con vistas a albergar a más de 400 personas. "Es una muestra elocuente del arraigo de Norwegian en Barcelona y de sus planes de futuro para la ciudad y su aeropuerto", ha señalado la compañía.

En los últimos meses, el pulso de la noruega con Vueling -del grupo IAG- por controlar el tráfico 'low cost' en el aeropuerto barcelonés ha llevado a que ambas realizaran movimientos en paralelo para reforzar su operación en la Ciudad Condal. De hecho, la nueva sede de Norwegian está en el mismo polígono -y a apenas 100 metros- que la de la filial de IAG.

La decisión de ampliar su sede llega unas semanas después de que la noruega comunicara su esfuerzo por potenciar su base de largo radio en Barcelona. La 'low cost' sustituirá los dos aviones con los que opera las rutas hacia Estados Unidos por modelos de mayor capacidad. La intención es incrementar un 18% su volumen de plazas y elevar la oferta total a 430.000 asientos por año, frente a los 364.000 actuales.

Vueling logró cerrar 2017 manteniéndose líder en El Prat, su base de operaciones, tras un último trimestre convulso por la inestabilidad política derivada del proceso soberanista catalán. La española tiene alrededor de un 40% del tráfico de pasajeros en el 'hub' catalán, mientras que la noruega ocupa un lejano cuarto puesto, por detrás de easyJet y Ryanair. Además, otra de las aerolíneas de IAG, Level, inició su operación en El Prat el pasado mes de junio para competir con el largo radio de bajo coste en que opera Norwegian.

Con el anuncio de la llegada de Level a Barcelona, Norwegian se lanzó hacia el mercado argentino, donde el Gobierno le concedió a finales del año pasado cinco rutas de largo radio con España. Por su parte, la aerolínea del grupo que dirige Willie Walsh ha sumado recientemente una ruta a Boston desde la capital catalana y ha sumado una nueva base, el aeropuerto parisino de Orly, donde la propia Norwegian inició su operación a principios de enero.

Traslado en otoño

Las actuales oficinas de Norwegian, inauguradas en una primera fase en enero de 2015 con siete empleados, han crecido hasta albergar a más de 210 trabajadores. En total, la aerolínea noruega emplea a más de 700 personas en la Ciudad Condal entre personal de oficina, tripulaciones de largo y corto radio y personal de mantenimiento y de 'handling' -servicios de asistencia en tierra a los aviones-.

El traslado se realizará durante el tercer trimestre del año, cuando Nike deje este edificio para mudarse a su nueva sede en el centro de Barcelona. El contrato de arriendo tiene una duración de hasta diez años, ha señalado la aerolínea. Además, se plantea mantener el arriendo de parte de sus actuales oficinas en la antigua torre de control para usos complementarios y tareas no cotidianas.