José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. EFE

Empresas

La CNMC espera que el Gobierno considere su informe sobre el cierre de centrales

El presidente del organismo, José María Marín, ha subrayado que Competencia "ha dado su opinión" sobre el real decreto, sin posicionarse "a favor o en contra". 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) confía en que el Gobierno "tomará en consideración" su informe sobre el real decreto que endurece las condiciones para autorizar el cierre de centrales de generación eléctrica. Así lo ha expresado su presidente, José María Marín, a periodistas este lunes, días después de que el supervisor aprobara su dictamen al respecto mostrándose crítico con el texto impulsado por el Ministerio que dirige Álvaro Nadal.

Aun así, Marín Quemada ha querido matizar que Competencia "ha dado su opinión sobre el proyecto de real decreto, sin llegar a posicionarse "a favor o en contra".

"En España hay mucha generación", ha sostenido, "un 30% sobre su capacidad", y "la CNMC ha dado su opinión sobre un proyecto normativo sobre las fórmulas para cerrar centrales que están en operación", ha expresado.

"Nuestra decisión ha sido clara a favor de un proyecto normativo perceptible y estoy seguro de que el Gobierno tomará en consideración nuestra propuesta", ha zanjado.

En su informe, la CNMC considera que este decreto introduce "una excesiva discrecionalidad y crea inseguridad jurídica para las nuevas inversiones, pudiendo resultar contraproducente para la competencia en el sector eléctrico".

El Gobierno activó el procedimiento para aprobar el real decreto para endurecer las condiciones para el cierre de centrales el pasado mes de noviembre, después de que Iberdrola solicitara la clausura para sus plantas de carbón de Lada (Asturias) y Velilla (Palencia). 

El organismo estima que el real decreto introduce nuevos criterios para denegar el cierre de las centrales, adicionales al de seguridad de suministro, como son que no afecte negativamente a los precios, a la competencia, al suministro de materias primas o a los objetivos de planificación, exigencias que ni la Ley del Sector Eléctrico ni la normativa europea contemplan.

El Ministerio plantea que en el caso de que se deniegue la autorización al propietario de la central, éste podrá transferir la central a terceros o adherirse a un procedimiento de subasta reglado, solución que, en última instancia, podría llevar a que, si no hay interesados en la subasta, se adjudique a un tercero a cambio de una compensación.

Así, la CNMC considera que estos criterios adicionales no están incluidos en la Ley del sector eléctrico aprobada en 2013 y podrían ir en contra de la normativa europea recogida en la propuesta de la Comisión Europea de Reglamento relativo al mercado interior planteado en el conocido como 'Paquete de Invierno'.