Un establecimiento de Mercadona, en una imagen de archivo.

Un establecimiento de Mercadona, en una imagen de archivo.

Empresas

Mercadona invierte 80 millones para sus nuevas instalaciones en Valencia

Ha comenzado con la segunda fase de las obras para sus oficinas sostenibles, que estarán listas en 2021.

Mercadona ha iniciado la segunda fase de sus instalaciones en Albalat dels Sorells (Valencia), en las que invertirá 80 millones de euros para levantar sus nuevas oficinas sostenibles, que estarán concluidas en 2021, según ha informado la compañía en un comunicado.

Estas oficinas se instalarán junto al Centro de Proceso de Datos (CPD) y Centro de Servicios que la compañía inauguró en 2014 y serán unos edificios eficientes energéticamente, responsables en el uso del agua y con espacios estratégicamente orientados para optimizar la iluminación natural.

Las obras han empezado con los primeros movimientos de tierra y en su totalidad, está previsto colaborar con 150 proveedores de obras que den empleo a 600 personas. La construcción de las nuevas oficinas sostenibles se realiza sobre un parcela de más de 25.000 metros cuadrados en las que se construirán tres edificios y un aparcamiento subterráneo con una capacidad aproximada para 1.000 trabajadores.

Mercadona desarrollará este proyecto, en colaboración con ERRE Arquitectura, aprovechando al máximo la orientación e iluminación natural del entorno que le rodea. De esta manera, se consiguen espacios "más confortables y con iluminación natural para los trabajadores y se reduce el consumo eléctrico en iluminación", según las mismas fuentes.

Además, mediante la apertura de grandes patios, se introducirá la iluminación en el aparcamiento subterráneo para que resulte más agradable, se reduzca el consumo eléctrico y esté al mismo tiempo resguardado de la lluvia.

En cuanto al exterior, los edificios estarán rodeados de zonas verdes y áreas de descanso para fomentar la circulación natural del aire. La compañía apuesta por los patios ajardinados en sus nuevas oficinas, debido a que estos espacios singulares absorben la contaminación y proporcionan oxígeno, medidas que favorecen el confort de los empleados. Además, con el objetivo de realizar un uso responsable del agua, se ha previsto utilizar las aguas pluviales para el riego de dichas zonas verdes.

Por último, el diseño interior de las oficinas se apoya en espacios abiertos, conectados entre sí y con interiores sencillos que aprovechen la energía solar y la generación de una atmósfera de trabajo que fomente la productividad y la creatividad.