Francisco Reynés, presidente de Cellnex y consejero delegado de Abertis.

Francisco Reynés, presidente de Cellnex y consejero delegado de Abertis.

Empresas MOVIMIENTOS COLATERALES

BlackRock maniobra para que Cellnex doble su valor en plena OPA de Abertis

La operadora de telecomunicaciones sube un 68% en un año y los analistas la ven duplicada, en 6.000 millones.

Mientras todos los interesados en la OPA sobre Abertis siguen mirando con el rabillo del ojo al ministro de Energía, Álvaro Nadal, para ver cuál es el próximo paso que acomete en su estrategia de dilatar la resolución de esta operación, los movimientos colaterales se suceden. A la espera también de que, en un par de semanas, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) apruebe la oferta realizada por Hochtief, la filial de ACS.

Entre todos estos movimientos destacan los acometidos en torno a Cellnex. El operador independiente de infraestructuras de telecomunicaciones, convertido en una de las claves de esta OPA por el 34% de su capital que está en manos de Abertis.

Cellnex, de 3.200 a 5.300 millones de valor  

En el último año, la empresa presidida por Francisco Reynés -también consejero delegado de la concesionaria ‘opada’- se ha revalorizado en bolsa un 68%.

Así, Cellnex, que capitalizaba en el parqué por apenas 3.200 millones, lo hace ahora por 5.300 millones, con lo que el 34% de Abertis ha pasado de valer 1.080 millones a los actuales 1.815 millones.

Y no parece que el subidón de la empresa de telecomunicaciones vaya a pararse. Los analistas de Jefferies acaban de dar otro espaldarazo. Ven a Cellnex consolidada como empresa líder del sector en Europa y elevan su precio objetivo hasta los 26 euros.

El umbral de los 6.000 millones, más cerca

Cota que, de alcanzarse, situaría su valor de mercado por encima de los 6.000 millones de euros, doblando la capitalización que tenía la empresa hace un año, cuatro meses antes de que Atlantia moviera ficha para quedarse con Abertis.

Un crecimiento bursátil que viene a refrendar la ‘estrategia dominó’ que viene llevando a cabo la empresa presidida por Reynés, de llevar a cabo pequeñas fusiones y adquisiciones con operadores de redes móviles. Y que, a nivel contable, se traduciría, según la propia Jefferies, en incrementos de ingresos y, también de Ebitda, en este caso de hasta el 7%.

BlackRock no pierde ripio

De todos estos movimientos no pierde ripio BlackRock, la mayor gestora de fondos del mundo dirigida por Larry Fink. No en vano, su presencia en esta historia resulta clave, como accionista de referencia de todas las empresas en liza.  

En la ‘opada’ Abertis, en las dos que pugnan por ella -Atlantia y ACS- y, también, en la propia Cellnex, donde controla algo más del 6%, aunque solo un 4,83% en derechos reales de voto. El restante 1,24% en diversos instrumentos financieros.

Sacar provecho a los 200 millones invertidos

El monto conjunto del capital que suma BlackRock en estas 4 empresas se eleva a unos 2.600 millones de euros. En el caso de Cellnex, la macrogestora estadounidense lleva en su capital desde el principio. Entraba en mayo de 2015, en la salida a bolsa, cuando desembolsaba algo más de 200 millones de euros para hacerse con el 6,21% del capital de la operadora.

Casi tres años después, su posición se ha visto algo mermada. En conjunto, ostenta algo más de 14 millones de títulos (entre acciones reales e instrumentos financieros), habiendo perdido por el camino unos 400.000.

Una reducción que, por mor de la subida bursátil de Cellnex, no ha afectado al valor contable de su inversión. Todo lo contrario. Se ha visto incrementada un 58%, hasta rozar hoy los 320 millones de euros.

2 millones de acciones para los bajistas

Inicialmente, entre mayo de 2015 y noviembre de 2016, BlackRock mantuvo prácticamente intacta su posición en la operadora de telecomunicaciones. Pero en esa fecha daba un volantazo de consideración, al comunicar a la CNMV que, durante ese periodo, había vendido 760.000 acciones aprovechando que la acción de la operadora llegó a cotizar por encima de 17 euros. Y, sobre todo, que había decidido alimentar a los inversores bajistas poniendo a su disposición más de 2 millones de acciones, obteniendo la ganancia correspondiente con los contratos firmados para el préstamo de estos títulos.

Esta operativa de BlackRock en Cellnex se ha sustanciado en un trasvase creciente de  derechos de voto reales a instrumentos financieros. Actualmente, la gestora estadounidense ostenta 11,2 millones de acciones contantes y sonantes que, al cierre de este miércoles, tenían un valor ligeramente inferior a 253 millones de euros.

La mayoría de los 3 millones de acciones restantes, hasta completar el 6,07% del capital de la ‘teleco’ que tiene BlackRock’, los tiene prestados a inversores instalados en posiciones cortas.

Los bandazos bajistas en Cellnex, del 3% al 9% 

Préstamos que también han incidido en el subidón bursátil de Cellnex en el último año y medio, periodo en el que los bandazos de estas posiciones se han movido entre el 3% y 9% del capital de la operadora. Tras la última actualización de la CNMV se sitúan en el 8%, valorado en casi 420 millones de euros.

Curiosamente, entre estos bajistas figura uno de los vehículos de inversión de la propia gestora -BlackRock Institutional Trust Company, National Association-, que suma el 0,9% de estas posiciones a la contra, solo por detrás de AQR, el fondo que acredita casi la mitad del 8% del actual capital bajista de Cellnex.