Sede de la aseguradora Catalana Occidente.

Sede de la aseguradora Catalana Occidente.

Empresas

La facturación de las aseguradoras alcanza los 63.400 millones en 2017

Supone una caída del 0.7%, según los datos de ICEA. 

Los ingresos de las aseguradoras por la venta de pólizas ascendieron a 63.392 millones de euros a cierre de 2017, un 0,7% menos que en el ejercicio precedente, según los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA).

Del importe global, 33.992 millones de euros correspondieron al ramo de no vida, lo que representa un avance del 3,94%, mientras que los 29.401 millones restantes pertenecen al ramo de vida.

Según explica Unespa, la patronal del sector, la mejora de la actividad en el ramo no vida se fundamenta en "el tirón" de todas las líneas de negocio, en particular de las pólizas denominadas "resto no vida" y salud.

En concreto, la partida de seguros denominada "resto no vida" --que engloba las pólizas más ligadas a la actividad económica-- repuntó un 5,96%, hasta los 8.131 millones. Las pólizas de salud, por su parte, incrementaron su aportación un 4,24%, hasta los 8.058 millones de euros.

Asimismo, las póliza del automóvil aumentaron su facturación en un 3,37%, hasta los 10.922 millones, mientras que la categoría multirriesgos incrementó sus ingresos en otro 2,17%, hasta los 6.881 millones. Bajo este término se incluyen las pólizas de hogar, comunidades de vecinos, comercios e industrias.

El ahorro gestionado en productos de seguro de vida, medido a través de las provisiones técnicas, alcanzó los 183.519 millones de euros en el año. Este importe supone un incremento interanual del 3,21%, de acuerdo con las estimaciones de ICEA.

Disminución de las pensiones públicas

Por otro lado, la secretaria general de Unespa, Mirenchu del Valle, ha advertido de que la "generosidad" de las pensiones públicas descenderá en el futuro, por lo que ha subrayado la necesidad de fomentar el ahorro privado.

"El ciudadano del futuro seguirá, sin ninguna duda, teniendo la pensión que tiene hoy su padre o su abuelo, la pensión pública. la diferencia es que ahora se hace necesario tener una segunda pensión que complemente la caída de generosidad de la primera", ha manifestado del Valle durante una jornada del sector asegurador celebrada este martes en Madrid.

Para la secretaria general del Unespa, tener una segunda pensión es "perfectamente posible" si se movilizan las masas de ahorro que se han constituido, notablemente en el mercado inmobiliario, mientras, en paralelo, se trabaja para mejorar la constitución de mayores masas de ahorro que hagan posible prestaciones más generosas.