Jaume Sanpera era, hasta ahora, el presidente de Eurona.

Jaume Sanpera era, hasta ahora, el presidente de Eurona.

Empresas

Eurona fuerza la salida de Jaume Sanpera y recupera a Berlamino García

La nueva dirección de la ‘teleco’, controlada por el fondo Magnetar, trabaja a destajo para adecentar las cuentas de la compañía.

Eurona tiene buenas y malas noticias. Las malas es que el nuevo equipo gestor que ha llegado a la compañía, con Fernando Ojeda al frente, se ha topado con una situación mucho más dramática de lo que se imaginaba el fondo Magnetar cuando se hizo con el control. Las buenas son que creen que buena parte de las actividades del grupo tienen futuro y que han reclutado a veteranos del sector de las telecomunicaciones para la nueva etapa.

Tras la dimisión del presidente, Jaume Sanpera, que ya había salido de la operativa y que queda como consejero, llegará a la presidencia Belarmino García, uno de los hombres más importantes del sector nacional de las ‘telecos’ y padre del fenómeno Amena.

Para los más jóvenes, Amena fue una de las tres grandes operadoras de móviles españolas. Terminó siendo parte de lo que hoy conocemos como Orange aunque la marca, que quedó aparcada durante años, fue recuperada para convertirse en una de las enseñas ‘low cost’ del grupo francés.

Nuevas incorporaciones

García, que ya venía de ocupar un puesto de consejero en Eurona, ocupó puestos de alta dirección también en Orange y en Amena y fue consejero delegado en Vocento. Asimismo, invirtió en la start-up Zeerca junto a su hijo Ignacio y escribió su libro El Poder de la Pasión.

Otra recuperación notable por parte de Eurona es la de Richard Alden como consejero independiente. Alden fue consejero de Ono en España y estuvo en Euskaltel, si bien pasó una época dura hasta hace pocos meses, cuando fue absuelto en Kenia de la muerte de Grace Wangechi Kinyanjui, que se disparó por accidente mientras intentaba hacerse un selfie jugando con una pistola.

La compañía va a centrar sus esfuerzos en el crecimiento, especialmente en áreas como la prestación de servicios de Internet por satélite en zonas donde la fibra o las antenas no llegan. Su filial de satélite Quantis Global anunciaba recientemente un acuerdo con la empresa Hughes Network para dar servicios a hogares y pequeñas empresas en España, con planes de ampliar la oferta a Marruecos, donde la compañía cuenta ya con miles de escuelas y empresas conectadas.