Raúl González, CEO de la región EMEA del Grupo Barceló.

Raúl González, CEO de la región EMEA del Grupo Barceló.

Empresas

Barceló buscará nuevas oportunidades de inversión en 2018 tras el rechazo de NH

El grupo sumó 10 hoteles en el último ejercicio y tiene firmados otros 17 para abrir en los próximos tres años.

Pese al traspié que ha sido NH Hotels rechazara su plan de fusión, el Grupo Barceló arranca el año con un rumbo claro. La compañía que copreside Simón Pedro Barceló quiere seguir creciendo en mercados relevantes para el turismo internacional y ha puesto su foco en mercados que van ganando fuerza como Emiratos Árabes y países del norte de África como Marruecos. 

El presidente de Barceló lo dijo claro: si la fusión con NH no salía adelante, no había ‘plan b’ para esta operación, no se haría otra propuesta. Pero el grupo tiene claro que quiere seguir creciendo y ya está mirando donde invertir.

“Consideramos que la oferta que hicimos a NH era interesante para crear valor a los accionistas y ha sido rechazada de una forma un poco abrupta”, ha afirmado Raúl González, CEO para la región EMEA de Grupo Barceló. La negativa ha sido un jarro de agua fría, pero la vida sigue para Barceló.

“Seguro que en 2018 hay algunas operaciones, no sabemos de qué tamaño”. El ejecutivo reconoce que tampoco se puede destinar toda la capacidad del grupo a crecimiento orgánico, pero se analizan diferentes opciones en todo el mundo. “No seremos una gestora pura de activos, miraremos donde invertir siempre que sean rentables”, subraya.

En los últimos cinco años, destaca González, el grupo ha invertido más de 1.500 millones en reformas y posicionamiento. Las palabras del ejecutivo hacen pensar que la inversión en los próximos años, cuyo plan estratégico están todavía definiendo, será en torno a esa cifra. “Estamos definiendo el plan 2019-2021, pero tenemos claro que la posición de la compañía es buena, para primavera tendremos balance cero. Somos inquietos y habrá que hacer inversiones”, ha dicho González a periodistas este miércoles en Madrid. 

En cuanto a una posible salida a Bolsa -en el acuerdo que se propuso a NH se planteaba dejar la sociedad conjunta como cotizada para dar liquidez a los accionistas, detalla González-, Barceló lo descarta. "Abrirse (a Bolsa) tiene ventajas e inconvenientes, no está en los objetivos de la compañía para los próximos años", ha sentenciado el ejecutivo.

Próximos destinos

Para el Grupo Barceló, 2017 fue un año excelente, ha asegurado el director general de Desarrollo de Negocio de la hotelera, Jaime Buxó. Barceló incorporó a su porfolio diez nuevos hoteles, que suman un total de 2.520 habitaciones en 236 establecimientos en 22 países.

España se ha beneficiado especialmente de este crecimiento: la mitad de las aperturas han tenido lugar en nuestro país, cumpliendo con la meta de la hotelera de reforzar su presencia nacional y donde observan gran potencial para seguir creciendo gracias a su estrategia multimarca que les permite seguir sumando establecimientos en los segmentos urbano y vacacional.

En 2017, la facturación de la hotelera alcanzó los 2.700 millones, un 10% más que el año anterior. Por negocio, se reparten casi al 50% entre viajes y hoteles, indica el ejecutivo. De este monto, España aportaría alrededor de 500 millones. El Ebitda se sitúa en unos 500 millones, agrega, pero hay que descontar el efecto no recurrente de la venta de Bay Hotels a Hispania que dispara el Ebitda un 46%, con lo que se quedaría en unos 380 millones, en torno a un 10% más que en el ejercicio anterior.

A nivel internacional, “hemos seguido con la expansión de los hoteles urbanos en Latinoamérica. Hemos incorporado el hotel Reforma en México, un paso muy importante para ofrecer la marcar Barceló en las diferentes ciudades de Latinoamérica”, ha destacado Buxó.

Para los próximos tres años, la compañía tiene en cartera otros 17 proyectos que se ubicarán en diferentes ciudades españolas y destinos vacacionales y que prevén abrir en los próximos tres años. “Nuestro segundo objetivo es reforzar nuestra presencia en los países de la cuenca mediterránea con alta demanda como Turquía, Egipto y Marruecos, donde tenemos prevista una apertura en septiembre de este año en Casablanca (de un hotel categoría cinco estrellas), y estamos cerca de cerrar dos operaciones más, uno en Tanger y un resort en Agadir (Marruecos)”, ha agregado.

También tienen especial interés en Emiratos Árabes, un mercado "altamente atractivo", al igual que Dubai, y con buenas perspectivas gracias a los eventos que están agendados para los próximos años. "Aportan el componente de ciudad y vacacional y, además, Dubai es un 'hub' para negocios para los países del entorno donde ya estamos activos como África del Este. Eso nos permite analizar oportunidades y, con más detenimiento, estudiar la opción de saltar a India", ha dicho González.

El desembarco en Emiratos será progresivo, han indicado, y por el momento a través de contratos de gestión. La compañía opera ya un hotel vacacional y en primavera de este año abrirán su primer hotel en Dubai bajo la marca Occidental. El objetivo es llegar a siete hoteles en Emiratos para finales de este año. "Estamos en negociaciones y pendientes de firmar otros contratos", ha afirmado Buxó.

Respecto al mercado chino, González ha recordado que la cadena tenía un acuerdo con la sociedad china Plateno para abrir 100 hoteles, pero que por el momento solo tienen dos. El encaje con esta sociedad no ha dado el resultado que esperaban y Barceló busca ya nuevos socios en el país para lograr el crecimiento que desean. Aunque China es un "mercado que ofrece muchas oportunidades" no esperan, sin embargo, que sea un gran mercado para el grupo. Su foco está en conocer al cliente chino y dar a conocer su marca para afianzar su posición en países del sudeste asiático donde están interesados en crecer como Tailandia. 

"Siempre hemos comentado que China no es que nos fuera a dar un resultado significativo dentro del grupo. Es más una estrategia de conocimiento de mercado, de cliente, pero enfocado en el reconocimiento de marca para poder hacer una expansión en el sudeste asiático", ha indicado González.