Imagen de la sede de Gas Natural.

Imagen de la sede de Gas Natural.

Empresas

Gas Natural ajustará 1.400 empleos en tres años pero seguirá contratando

La gasista realizará el recorte a través de jubilaciones y prejubilaciones y un programa de bajas voluntarias. 

Gas Natural reducirá su plantilla en España en unos 1.400 trabajadores en los próximos tres años. La gasista, que contaba con más de 17.200 empleados a nivel global al cierre de 2016, prevé aplicar el recorte a todos los niveles y en todos los departamentos.

Esta medida forma parte de un plan de eficiencia que la gasista presentó a finales del pasado mes de julio con horizonte 2020 y, como ha adelantado La Información, se hará a través de diversos procedimientos, entre ellos las jubilaciones, prejubilaciones para aquellos trabajadores que superen los 60 años de edad y un programa de bajas voluntarias para aquellos mayores de 55 años. 

En una circular informativa que Comisiones Obreras envió a los empleados de la compañía y a la que tuvo acceso EL ESPAÑOL, el sindicato señala que estas ofertas de bajas incentivadas se iniciaron hace unos meses y se han dirigido a trabajadores cuyos puestos son, según la dirección de Gas Natural, "amortizables y con edades a partir de los 55 años". 

La cifra definitiva podría variar en función del número de empleados que finalmente se acojan a las ofertas de baja incentivadas, según ha podido confirmar este periódico a través de fuentes cercanas al proceso. La medida está en línea con la intención de la gasista de rejuvenecer su plantilla y, aunque haya puestos que no se cubran -se amorticen-, la empresa seguirá realizando nuevas contrataciones.

Las primeras bajas tendrán lugar, según esta comunicación, durante el primer trimestre de 2018 y no habría previsión de realizar más durante el resto del año. El objetivo de este plan de eficiencia es reducir costes en un momento en que sus resultados se han visto golpeados por la climatología adversa y los desastres naturales en países donde tiene operación. 

El beneficio de la gasista cayó un 14,7%, hasta los 793 millones, hasta septiembre de 2017. El beneficio bruto de explotación, en tanto, cayó un 7,4%, hasta los 3.140 millones. La caída en sus beneficios durante los primeros nueve meses del año llegaba después de cerrar 2016 con un resultado de 1.347 millones, un 10,3% menos que en 2015, condicionado por un entorno complicado que afectó a sus negocios y por la depreciación de las divisas latinoamericanas de los países en que opera.