El logo de Lidl, en una imagen de archivo.

El logo de Lidl, en una imagen de archivo.

Empresas

Lidl invirtió 110 M. para las 30 nuevas aperturas que realizó en España en 2017

La compañía alemana continúa su plan de expansión sostenible. En el último año ha creado 400 puestos de empleo.

Lidl continúa creciendo en España. La compañía puso en marcha hace unos años un plan de expansión sostenible que en el ejercicio 2017 le ha llevado a inaugurar 30 nuevas tiendas en todo el país.

Estas nuevas tiendas se han puesto en marcha bajo las distintas modalidades de aperturas que realiza la compañía. Algunas de ellas son aperturas en zonas donde aún no tenía presencia; en el resto de casos, se trata de establecimientos que sustituyen a otros que ya existían y que, o bien se han quedado pequeños para dar cabida a la actual oferta comercial de Lidl, o han sido reemplazados por otros de mejor ubicación.

Con la mejora continua de su red de tiendas en España, Lidl pretende proporcionar al cliente una mejor experiencia de compra. Una de las principales características de sus establecimientos es su sostenibilidad. Las tiendas de Lidl son un referente medioambiental en el sector de la distribución: todas ellas cuentan con las certificaciones ISO 50001 y Energía Verde, que acreditan la excelencia en la gestión energética y el origen 100% renovable de toda la energía utilizada, respectivamente.

En 2017, la cadena ha instalado en estas nuevas tiendas más de 28.000 m2 de placas fotovoltaicas, el equivalente a seis campos de fútbol, que generarán 3.500 MWh anuales, que corresponde al consumo anual de energía de mil familias.

Las nuevas tiendas también destacan por su comodidad, modernidad y cercanía. Disponen de salas de venta más grandes, en torno a los 1.400 m2 de media, que permiten incrementar la oferta comercial y, en especial, potenciar la presencia del producto fresco, por el cual Lidl está apostando fuertemente, y que ya representa más de 1/3 de su surtido total.

La expansión en 2017

Las nuevas aperturas se realizaron por todo el país, siendo Andalucía (con seis), la Comunidad Valenciana (cinco) y Cataluña (cinco) las regiones donde Lidl ha inaugurado más puntos de venta. Cabe destacar, asimismo, el crecimiento registrado en Canarias y Baleares, donde ha abierto en total seis centros, así como el nuevo Lidl de Islazul (Madrid), en lo que supone su primera tienda en un centro comercial.

En total, la cadena de supermercados ha invertido más de 110 millones de euros y sólo en la puesta en marcha de estas tiendas ha generado 400 nuevos puestos de trabajo, consolidándose así como una de las empresas más dinámicas en la generación de empleo en nuestro país.

De cara a los próximos años, Lidl apuesta por dar continuidad a esta expansión sostenible que viene experimentando en España. En palabras de David Carim, director general de Expansión e Inmuebles en Lidl en nuestro país, “buscamos constantemente las mejores ubicaciones para llegar allí donde está el cliente. Queremos crecer en las grandes capitales, pero también mejorar y ampliar nuestra presencia en los grandes municipios del país”.

La estrategia de la compañía se centra en la búsqueda de parcelas y locales situados en polos comerciales de alta actividad y que gocen de una buena comunicación, a fin de lograr la mayor proximidad con el cliente y facilitarle la accesibilidad.