Un escaparate de Adolfo Domínguez en una calle de Orense.

Un escaparate de Adolfo Domínguez en una calle de Orense. EFE

Empresas Distribución

Adolfo Domínguez reduce pérdidas un 40,8% y eleva ventas un 6,6%

La compañía gallega encadena seis trimestres consecutivos con crecimiento de ventas, desde el cambio de gestión en agosto de 2016.

Adolfo Domínguez redujo sus pérdidas un 40,8% en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2017-2018, cerrado el pasado 30 de noviembre, hasta situarlas en 7,1 millones de euros, según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La firma gallega concluyó su tercer trimestre fiscal con unas ventas de 77,9 millones de euros, lo que supone un ascenso del 6,6% respecto a un año antes. De esta forma, Adolfo Domínguez encadena seis trimestres consecutivos con crecimiento de ventas, desde el cambio de gestión en agosto de 2016.

Según ha explicado la compañía, la subida en ventas por tienda sigue creciendo a mayor ritmo que la facturación total, debido a las medidas de eficiencia y gestión introducidas en los últimos meses.

Las ventas por tienda se incrementaron en un 9,5% y la compañía facturó 4,8 millones de euros más que en los nueve primeros meses de 2016 con 31 tiendas menos.

Asimismo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró un 52,3%, al pasar de -8,8 millones de euros alcanzados entre marzo y noviembre de 2016 a -4,2 millones de euros en el mismo periodo de 2017.

Cerca de 500 puntos de venta

El grupo gallego, que cuenta con una plantilla de 1.405 empleados, termina noviembre de 2017 con una red de 490 puntos de venta en 30 países y crecimientos de ventas comparables en todos sus mercados: en México aumenta un 15,2%; en Europa, un 10%; y en Japón un 1%.

Con respecto a su sector en España, Adolfo Domínguez creció 14 puntos por encima de la media en septiembre, 12 puntos en octubre y 8 puntos más que su competencia en noviembre.

En los últimos meses el grupo Adolfo Domínguez continuó el proceso de renovación de su gobierno corporativo con la incorporación de la economista y experta en retail, María Teresa Aranzábal Harreguy, como consejera independiente.

La compañía avanza en sus políticas de paridad, con un 43% de mujeres en su consejo y un 58% en su comité de dirección.