Juan Rosell, durante una entrevista en Onda Cero, en una imagen de archivo

Juan Rosell, durante una entrevista en Onda Cero, en una imagen de archivo

Empresas

Empresarios denuncian que el independentismo "lastra la recuperación del empleo"

La CEOE vuelve a pedir estabilidad social y política, libre de incertidumbres que lleven a posponer las decisiones de inversión y a acometer movimientos de empresas.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la principal patronal de empresarios en España, ha aprovechado los datos de paro conocidos este miércoles para volver a poner el foco en la crisis institucional generada en Cataluña y pedir tranquilidad para frenar la fuga de empresas y recuperar el ritmo inversor a nivel estatal.

En diciembre bajó el desempleo en 61.500 personas, en línea con lo que ocurriera los cinco diciembres anteriores, si bien por debajo del que tuvo lugar en los mismos en 2014 y 2016 y a significativa distancia del producido en diciembre de 2013 en que se redujo el desempleo en 107.570 personas.

Para CEOE este dato positivo y “debe valorarse teniendo en cuenta que diciembre es tradicionalmente un mes bueno para el empleo por los efectos de la campaña navideña. Resulta igualmente positivo que el saldo de los últimos doce meses refleje una caída del desempleo en 290.193 parados registrados, con una caída interanual del 7,84%”.

El 2017 se cierra con más de 600.000 nuevos afiliados a la seguridad social

Lastrando la recuperación de empleo

No obstante, indican que la mejora de la economía y del empleo requiere un marco de estabilidad social y político, libre de incertidumbres que lleven a posponer las decisiones de inversión y a acometer movimientos de empresas, lastrando con ello la recuperación del empleo. “Por lo que es preciso hacer una llamada a la responsabilidad que garantice la estabilidad necesaria”.

Y agregan. “No cabe duda que las todavía elevadas cifras de paro nos llevan a insistir en la necesidad de profundizar en reformas dirigidas a adaptar el marco normativo a la realidad de nuestro mercado laboral y de nuestras empresas y trabajadores”. Dichas reformas deben gestarse a través del diálogo y la concertación social con el fin de facilitar la consecución de los resultados perseguidos.

Fuga de empresas y de inversión

La CEOE se refiere al problema catalán y lo hace además señalando la fuga de empresas y al ralentización de la inversión como uno de sus principales efectos económicos. Un total de 3.208 empresas trasladó su sede social desde Cataluña a otras regiones de España entre el 2 de octubre y el 29 de diciembre, registrándose en el último día laboral del año 20 traslados, cuatro más que el día anterior, según datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España.

La inversión productiva extranjera en Cataluña se ha desplomado en el tercer trimestre del año cerca de un 75%, según datos oficiales del Ministerio de Economía correspondientes al tercer trimestre del año. En total, la caída trimestral de la inversión extranjera en España cayó un 42,9% al perder 3.510 millones de euros. "Se explica, fundamentalmente, por el descenso de las inversiones destinadas a Cataluña en un 74,9% (1.552 millones de euros)", se afirma en el informe ministerial.