Imagen de la bolsa de Madrid.

Imagen de la bolsa de Madrid.

Empresas

El reparto de dividendos de las cotizadas cae un 1,84% hasta noviembre

Las empresas cotizadas españolas repartieron entre sus accionistas 24.271 millones de euros entre enero y noviembre, el 85% en efectivo.

Las empresas cotizadas españolas repartieron entre sus accionistas 24.271 millones de euros en dividendos entre enero y noviembre de este año, un 1,84% menos que en el mismo periodo del año anterior, según el 'Informe de Mercado 2017' publicado por BME.

A 30 de noviembre, las empresas cotizadas en la Bolsa española distribuyeron 24.650 millones de euros en concepto de dividendos, devolución de aportaciones por primas de emisión y reducción nominal, un 2% menos que en los once primeros meses de 2016.

Según recoge el informe de BME, el volumen repartido entre los accionistas de la Bolsa española siempre ha estado por encima de los 23.000 millones de euros desde 2006, con lo que el importe conjunto en los últimos doce años asciende a casi 350.000 millones de euros en concepto de retribución, lo que equivale a cerca del 33% del PIB español en un año.

En concreto, 117 empresas cotizadas en la Bolsa española abonaron dividendos a sus accionistas a lo largo de este año y la mayoría los aumentaron. Los dividendos pagados fueron inferiores a los del año anterior para un total de once compañías, mientras que 24 empresas los repartieron a sus accionistas por primera vez como entidades cotizadas. De su lado, CIE Automotive, Acerinox, Enagas, General de Inversores y Tubacex no distribuyeron dividendos este año, a pesar de que sí lo hicieron el anterior.

El 85% del importe total de los dividendos repartidos por las cotizadas en este periodo se abonó en efectivo y por un importe un 1,83% menor que en el año anterior, debido al dividendo de 0,20 euros por acción que Telefónica pagó en este formato el pasado 12 de diciembre, frente a la fórmula 'scrip dividend' de pago en acciones que ejercitó en noviembre del año anterior (0,34 euros por título).

LA RETRIBUCIÓN EN ACCIONES PIERDE PESO

Por su parte, los pagos de dividendos en acciones, que comenzaron a ganar peso en 2009, acumulan tres años de reducción de su proporción frente al total de la retribución.

Así, mientras que en 2013 alcanzaron su máximo al representar el 41,7% del total, la proporción bajó al 30% en 2014 y repuntó al 35% en 2015. Pese a esta subida, en 2016 se situó en el 22% y en lo que va de año, supone apenas el 14% de la remuneración total, el mismo nivel que en 2011.

En esta línea, en 2017 utilizaron la fórmula de retribución en acciones siete empresas cotizadas, mediante once ampliaciones de capital por importe de 3.406 millones de euros, un 38% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que cinco dejaron de hacerlo y dos lo hicieron solo parcialmente.