John Schnatter, el hombre que fundó la primera pizzería a domicilio Papa John´s en 1985 y levantó una cadena internacional con más de 5.000 tiendas en todo el mundo y cerca de 40 sólo en España -principalmente en Madrid y alrededores- abandonará la dirección ejecutiva del grupo, si bien seguirá siendo su presidente.

Noticias relacionadas

Le sustituirá en las operaciones del grupo el nuevo CEO, Steve Ritchie. ¿Entre los motivos de su salida? La caída en las ventas que se produjo cuando Schnatter se metió en la polémica de los jugadores de la NFL plantando la rodilla durante el himno como protesta. Papa John´s es la pizza oficial de la NFL desde 2010.

La salida de Schnatter no sólo ha cogido por sorpresa a la industria, también es clave porque ha sido uno de los últimos CEOs que han actuado como portavoces de la compañía. Incluso la web española del grupo se presenta con su cara, como ya hicieron Dave Thomas en Wendy, Harland Sanders en Kentucky Fried Chicken o, en menor medida, la familia Murrell de Five Guys.

Schnatter, que logró sacar de la nada un negocio capaz de enfrentarse a colosos locales como Domino´s Pizza y Pizza Hut, y que lucha en España contra Tlepizza, afirma ser la tercera cadena de pizzerías del mundo.

En un comunicado, la compañía afirmó que Schnatter seguirá trabajando en sus pasiones: “el emprendimiento, el liderazgo, el desarrollo y la educación”, si bien no está claro si su salida ha sido voluntaria o forzada por el consejo. Tampoco es la primera vez que sucede: ya salió de Papa John´s en 2005, si bien volvió en 2008, y en 2010 incorporó a Jude Thompson como co-consejero delegado.

¿Dejará de figurar en los carteles? Ése es uno de los retos a los que se enfrenta la compañía en su nueva etapa.

En España, Papa John´s opera a través de  PJ España Pizzerías, una sociedadad propiedad del grupo Drake, de la familia del empresario chileno Nicolás Ibáñez. Drake tiene más de 55 pizzerías en Chile y está considerada una de las principales franquicias internacionales de la estadounidense.

El mes pasado, Steve Ells, de Chipotle, pasó a ocupar el cargo de presidente ejecutivo, mientras que Ron Shaich, de Panera Bread, abandonó la posición ejecutiva y quedó como presidente del consejo.