El Caso del Empresario que Perdió su Ideología

El Caso del Empresario que Perdió su Ideología

Ibex Confidential

IBEX Confidential

El Caso del Empresario que Perdió su Ideología

La detective de empresas de EL ESPAÑOL recibe a un afamado empresario que no tiene muy claro si debe o no subir salarios.

“¡Soy liberal! No, espera. ¡Soy liberal demócrata! ¿O no? ¡Soy socialdemócrata! ¿Quizá comunista? ¡No lo sé, he perdido mi ideología!” Con estos gritos entraba por la puerta de mi despacho esta semana un afamado empresario. Su voz emanaba una fuerza desgarradora aunque he de reconocer que me sacó de mi resaca de copetines navideños e hipotecas a tipo fijo.

Me recompuse como pude, me atusé el pelo, y puse toda la atención que pude para intentar calmar su ira. Le serví una copita de cava extremeño que tenía en la nevera y me senté a su lado, deseosa de que me explicara qué estaba pasando. O, al menos, que terminase pronto para poder volver a apagar la luz y entornar los ojos.

Suscríbete Iniciar sesión

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
El alumbrado de Navidad de Vigo.

El Gordo de la Navidad está en el turismo: las ciudades facturan el 40% de todo el año

Siguiente