Aviones de Lufthansa

Aviones de Lufthansa KAI PFAFFENBACH Thomson Reuters

Empresas

Bruselas teme que Lufthansa se convierta en monopolio tras adquirir Air Berlin

Hará una investigación de mercado para comprobar la situación en la que queda la compañía alemana tras comprar a uno de sus principales rivales. 

Noticias relacionadas

La Comisión Europea tiene "preocupaciones bastante profundas" con respecto a la compra de Air Berlin por parte de Lufhtansa, sobre la que tiene que tomar una decisión el 21 de diciembre como muy tarde, por el riesgo de que la segunda asuma en la práctica una posición de monopolio en "un número significativo de rutas".

"Tenemos preocupaciones bastante profundas porque existe el riesgo de que en algunas rutas Lufthansa se convierta en la práctica en un monopolio, en un número significativo de rutas", ha afirmado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, en una rueda de prensa.

La política danesa ha explicado que se está realizando un "test de mercado" con los compromisos propuestos por Lufthansa para resolver las dudas que tiene Bruselas sobre la operación en materia de competencia, que retrasaron la decisión final de los servicios de competencia del Ejecutivo comunitario hasta el 21 de diciembre.

Grandes competidores

En este sentido, Vestager ha insistido en que Air Berlin "era uno de los grandes competidores" de Lufthansa y su por lo tanto su quiebra "plantea problemas para los consumidores".

"Esa es la razón por la que nos gustaría escuchar la reacción del mercado, de los consumidores y de los competidores a los compromisos que Lufthansa ha presentado para encontrar modos de resolver las dudas", ha expresado la comisaria de Competencia.

"Depende mucho de cuál va a ser la situación competitiva. Para el largo plazo es importante para los pasajeros de Alemania o Austria tener opciones y empresas compitiendo para mantener bajos los precios", ha manifestado.

Advertencia lanzada

En todo caso, ha subrayado que Bruselas ya advirtió al administrador que gestionó la quiebra de Air Berlin de que la oferta de Lufthansa "podría levantar preocupaciones profundas de competencia", al tiempo que ha señalado que "el modo en que la transacción ha sido estructurada" dificulta el procedimiento y genera "mucha incertidumbre para pasajeros y personal".

Tras su evaluación preliminar, los servicios que dirigen la comisaria Vestager podrían autorizar la operación, con o sin condiciones, o bien abrir una investigación en profundidad de 90 días de duración si considera que puede provocar problemas de competencia.