Santander abre la mano, caso por caso, en los bonos a los afectados del Popular

Santander abre la mano, caso por caso, en los bonos a los afectados del Popular

Empresas Banca

El 50% de los accionistas del Popular cogen el bono de fidelización en Madrid

Acaba el plazo para aceptar la propuesta indemnizatoria de Santander.

¡Campana y se acabó! Este jueves termina el plazo para que los accionistas ‘pillados’ en la caída y posterior resolución del Popular se acojan al bono de fidelización emitido por el Santander. Una acción puesta en marcha el pasado 13 de septiembre y cuyo plazo de aceptación acaba este jueves. De ahí que la red comercial del Popular haya recibido el encargo de hacer un último esfuerzo para sumar nuevas suscripciones.

Una vez que cierren las oficinas y se haya revisado toda la documentación será el momento de hacer números. El grado de aceptación, explican algunas fuentes a EL ESPAÑOL, será distinto en cada comunidad autónoma, y esto determinará el nivel final de ‘colocación’. Por ejemplo, con datos del pasado martes, el grado de aceptación en la zona Centro, que comprende Madrid, Castilla La Mancha y Extremadura, estaba en el 50% de los clientes potenciales en esas regiones.

Una vez que se conozca el resto de comunidades, se podrá determinar el valor final de aceptación. Es decir, de los 981 millones de euros emitidos por el Banco Santander para compensar a los afectados, cuál es el porcentaje que se ha ‘colocado’. O lo que es lo mismo, cuánto capital se ha acogido al mismo.

Volumen de colocación

No hay que olvidar que la compensación dependía del volumen de acciones -o bonos- que tenían los clientes. Por tanto, no recibe la misma cantidad del bono de fidelización un accionista con una inversión de 25.000 euros, que uno con 100.000 euros.

Hasta el pasado mes de octubre, según reconoció el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, superaba el 60% en cuanto a volumen. Es decir, que se habían colocado unos 590 millones de euros. Así que el objetivo de la entidad, según reconocen fuentes cercanas, está en acercarse al 80%.

Un objetivo del que dudan en la red comercial del Popular. En los cuarteles de Boadilla del Monte no hacen comentarios sobre el tema y recuerdan que todavía hay que esperar. Sin embargo, algunas de las personas implicadas en el proceso de venta, explican que alcanzar ese objetivo es complicado.

Oferta al Opus

Hay que recordar que a estos bonos pueden acogerse los accionistas que acudieron a la ampliación de 2.500 millones de 2016, así como algunos tramos de bonistas, pero estaba exenta a los inversores institucionales. EL ESPAÑOL ya adelantó que el Santander quería abrir la puerta a algunos inversores para maximizar la compensación.

Entre esos accionistas a los que se les amplió el bono, explican fuentes cercanas a la red, se encontraron algunas organizaciones vinculadas con el Opus -y también con la Sindicatura de Accionistas-. La mayor parte de ellas rechazaron la propuesta. Casi todas cuentan con un elevado nivel de inversión, y aceptar la propuesta de Santander supone rechazar cualquier acción legal.  

La oferta de Santander como compensación a los accionistas de Popular que se han acogido es la de un bono perpetuo que nace con un valor nominal de 100 euros, pero comenzará a cotizar (a partir de mediados de enero) con un descuento del 70%. Tendrán una remuneración del 1% de interés anual pagadero trimestralmente. Aunque se abre la ventana para que Santander pueda amortizarlos a partir del séptimo año.

En caso de que no se cubran los 981 millones de euros, la entidad cántabra podría optar por tres opciones: atender nuevas solicitudes, mantenerlos en cartera o amortizarlos. Tal y como figuraba en el folleto de emisión remitido a la CNMV el pasado mes de septiembre.