Siemens Gamesa ha firmado un acuerdo de intenciones no vinculante con Taiwán International Ports Corporation para analizar, de manera conjunta, el desarrollo en el Puerto de Taichung de zonas dedicadas a la eólica marina (offshore).

Noticias relacionadas

En virtud de este acuerdo de cooperación, para el cual no se ha fijado un plazo para su finalización, se contempla la posibilidad de establecer una fábrica de componentes offshore y oficinas, así como habilitar zonas para la manipulación y montaje, el almacenamiento o la descarga de materiales junto al muelle.

"Es una prueba de nuestro firme interés en contribuir al desarrollo de la energía eólica offshore en Taiwán. Estamos convencidos del potencial de este mercado emergente y queremos aportar el conocimiento que nos da ser líderes de esta industria", ha subrayado Andreas Nauen, CEO de la división Offshore en Siemens Gamesa.

El Puerto de Taichung, uno de los cuatro puertos internacionales de Taiwán, ocupa el segundo lugar en la isla en cuanto a volumen total de carga, por detrás del Puerto de Kaohsiung.

NUEVA OFICINA EN TAIPEI

Además, el grupo ha abierto una nueva oficina en Taipei, que servirá de centro regional offshore, con el objetivo de aumentar el interés de los clientes de Asia Pacífico --excluyendo China-- en la eólica marina y que se unirá a las oficinas regionales de Japón y Corea.

Según el grupo, esta industria está estudiando actualmente más de 10 GW de proyectos en Taiwán y a lo largo de este año el gobierno Taiwánés ha mostrado "signos firmes" de apoyo al sector, con planes detallados de capacidad de red, y un aumento de los objetivos a largo plazo.

"Y en el resto de la región también se han completado hitos significativos. Japón está desarrollando su primer proyecto a gran escala y Corea ha puesto en marcha su primer parque de tamaño comercial. Vamos a concentrar nuestros esfuerzos en reducir los costes y en confirmar que la infraestructura adecuada está en marcha", ha argumentado Nauen.

En 2016, Siemens Gamesa, el proyecto piloto Formosa 1 de 8 MW.

NEGOCIACIÓN CON LOS SINDICATOS

Durante la próxima semana, la compañía seguirá negociando con los sindicatos medidas no traumáticas para la salida de parte de la plantilla de su operación en España. Esta nueva ronda de negociaciones llega después de que este lunes la empresa decidiera retirar el ERE de extinción que había planteado para 272 trabajadores. Esta medida se enmarcaba en el ajuste de 6.000 personas que tiene previsto llevar a cabo en todo el mundo. Pese a la retirada del ERE, la empresa insiste en que tiene que ajustar su plantilla en los centros españoles. 

Este martes la empresa y los sindicatos tuvieron una primera reunión para negociar las condiciones de esta reducción de la plantilla. En el encuentro, las centrales sindicales UGT, CC.OO. ELA y LAB han insistido en que las opciones deberían ser prejubilaciones, bajas voluntarias, la intercambiabilidad entre los distintos centros o excedencias con reserva de puestos, sin descartar que puedan presentar otras opciones.

Fuentes de UGT han señalado que los sindicatos estiman que el porcentaje de trabajadores prejubilables es importante y podría ser de más del 30%.

Las mismas fuentes han precisado que la empresa se ha comprometido a ir desgranando sus propuestas en las próximas reuniones, previstas para el 13 y 14 de diciembre en Navarra.

Por último, han mostrado su satisfacción por la retirada del ERE y por esta "nueva etapa", en la que se trabajará con la empresa en la búsqueda de medidas no traumáticas.