Luis de Guindos, ministro de Economía, durante su intervención en la celebración del centenario de la revista Forbes

Luis de Guindos, ministro de Economía, durante su intervención en la celebración del centenario de la revista Forbes

Empresas

Guindos ante el 21D: "La sociedad catalana superará la crisis política”

El ministro de economía considera que tras las elecciones en Cataluña se resolverá la crisis política. 

Noticias relacionadas

Cataluña se ha convertido en el principal foco de inestabilidad para la economía española. De ahí la importancia que tiene el 21D, porque “será el inicio de la solución de los problemas” de la región. Palabras del ministro de economía, Luis de Guindos, quien ha recordad que la Comunidad supone el 20% del PIB de nuestro país.

De ahí que el titular de economía se haya mostrado optimista sobre el resultado de los comicios de diciembre. A su juicio, la sociedad catalana “ha visto las orejas al lobo” y han visto “las consecuencias” de unas política que sólo lleva “al aislamiento político, social y económico”. A su juicio “convocar elecciones era la mejor que podía adoptarse”.

Madurez social

Se muestra convencido de que “la sociedad catalana es madura y superará la crisis política”, lo que ayudará a que –junto a los fundamentos de la economía española- el crecimiento económico se mantenga en el entorno del 3%.

Un análisis que De Guindos ha realizado durante la celebración del centenario de la revista Forbes -editada en España por Spainmedia- que se celebra en la Bolsa de Madrid. Allí el ministro ha recordado que la economía española ha cambiado su patrón de crecimiento.

Bases de la economía

“Exportaciones, financiación más barata que otros países de la Unión Europea, la reducción del empleo y la consolidación fiscal” son las bases para que nuestro PIB mantenga esos crecimientos del 3%, ha explicado.

Todo ello acompañado por las políticas del Banco Central Europeo, aunque ha recordado que en breve comenzarán a cambiar. Por ello ha instado al resto de países a abordar cuanto antes “la reforma institucional que la Unión Europea tiene pendiente”, ha dicho el ministro.

Unas modificaciones que dependerán, en buena medida, de la coalición de Gobierno que se forme en Alemania en las próximas semanas. Sobre todo, porque a lo largo del 2018 empezaremos a ver cómo el BCE reorienta las políticas para subir tipos y recortar los estímulos.

Una normalización de políticas monetarias que ya ha comenzado en Estados Unidos y Reino Unido, y que son “el principal riesgo” al que se enfrenta la economía mundial.