Francisco Reynés, presidente de Cellnex y consejero delegado de Abertis.

Francisco Reynés, presidente de Cellnex y consejero delegado de Abertis.

Empresas

Cellnex reduce sus beneficios un 5,7% hasta los 33 millones de euros

La compañía de telecomunicaciones ha incrementado sus ventas en un 11%, hasta 579 millones.

Cellnex Telecom ha cerrado los nueve primeros meses de 2017 con un resultado neto de 33 millones de euros, un 5,7% menos que el año pasado -35 millones hasta septiembre de 2016-, y ha incrementado sus ventas en un 11%, hasta 579 millones de euros.

Según ha informado este martes en un comunicado a la CNMV, la compañía ha logrado un Ebitda de 259 millones de euros (+25%), y ha explicado que el descenso de beneficio neto recoge el efecto de las mayores amortizaciones y costes financieros asociados al crecimiento del grupo y la consiguiente ampliación del perímetro.

Asimismo, Cellnex ha informado que los emplazamientos que opera han crecido un 29% en relación a septiembre de 2016, reflejando así la incorporación de activos de Bouygues en Francia; Shere en los Países Bajos y Reino Unido; Sunrise en Suiza, y Alticom en los Países Bajos.

Expansión internacional de Cellnex

La compañía ha destinado, en 2016 y en los nueve primeros meses de 2017, más de 1.400 millones de euros en estas operaciones en Europa, formando parte de un paquete de inversiones de 2.000 millones, cuya ejecución se extiende hasta 2022.

El consejero delegado de Cellnex, Tobias Martínez, ha asegurado que han cerrado el tercer trimestre de 2017 con los indicadores clave que siguen ofreciendo "la intensa ampliación" del perímetro de consolidación y que se mantiene en la línea del 3-4% que se marcaron como objetivo.

Tobias también ha puesto de relieve la dinámica de crecimiento de la compañía en estos dos últimos años desde la salida a Bolsa: "Desde 2015 hasta la fecha, Cellnex ha cerrado diez transacciones en seis países con una inversión global de 3.000 millones de euros".

Aumento de la deuda

Por línea de negocio, los servicios e infraestructuras para telecomunicaciones aportaron el 59% de los ingresos totales, con 340 millones de euros, un crecimiento del 21% respecto a los nueve primeros meses de 2016.

La actividad de infraestructuras de difusión aportó un 31% de los ingresos, con 179 millones, mientras que el negocio centrado en las redes de seguridad, emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas aportó el 10% de las ventas, con 59 millones de euros.

La deuda neta de la compañía a 30 de septiembre alcanzó los 2.090 millones de euros frente a los 1.499 del cierre de 2016, un aumento que, según Aisa, también está asociado al crecimiento de la compañía.